Copo de Algodón

Hands writing on old typewriter over wooden table background

De Páginas Lapislázuli

Héctor E. Ortega Castillo

Obra sencilla, pero no por ello simple, “Copo de Algodón” (el naranjo, 2016), de María García Esperón y con ilustraciones de Marcos Almada Rivero, es una de esas rarísimas avis que puede disfrutarse por adultos, pero cuya lectura va encaminada al público infantil. Narra, de manera amena y directa, la historia de Tecuixpo Ixtlaxóchitl, hija del poderoso huey tlatoani Moctezuma Xocoyotzin, Señor de Tenochtitlan, y

de Tezalco, princesa de Tacuba.

Tecuixpo: Personaje que en realidad existió y que nos es conocida en la historia como Isabel Moctezuma; pero para efectos de esta delicia de novela corta, la conocemos como Tecuixpo, que significa “Copo de Algodón”.

Página a página seguimos la infancia y primera adolescencia de la princesa mexica, que en primera persona va narrando los postreros años del fabuloso imperio (mal llamado azteca) del Cemanáhuac. No cabe duda que el relato se disfruta no solo por las descripciones de la protagonista, sino por un lenguaje bellísimo, entrañable… poniendo en sus labios palabras que nos llenan el corazón y alejan de

nosotros esa imagen de fieros y bárbaros hombres, sino que también constituyeron un pueblo sensible, capaz de una cosmovisión poética y sentimental. Por ejemplo, en las primeras páginas, Moctezuma dice:

“Aquí estás, mi hijita, mi collar de piedras finas, mi plumaje de quetzal, mi hechura humana, la nacida de mí…” ¡Cómo no enternecerse ante tales palabras de un orgulloso padre que carga por vez primera a su hija!

Los ojos de Texcuixpo nos van llevando por diferentes momentos de una historia que nos es bien conocida: la caída de la portentosa ciudad de Tenochtitlán, levantada en una laguna de reflejos color turquesa. Desde las profecías que hicieron dudar al huey tlatoani Moctezuma

segundo con este nombre, la matanza de Cortés en Cholula, sus alianzas con los tlaxcaltecas, la muerte del Señor de los mexicas, el sitio de la ciudad… un momento traumático, un instante catastrófico para toda una civilización que pensaba que el mundo del Quinto Sol “terminaría con grandes movimientos de tierra. Pero nos equivocamos. Este mundo está terminando ante nuestros ojos por el enojo de los tenochcas contra los españoles y sus aliados tlaxcaltecas”.

No solo es sumergirse en este gajo de historia de México. “Copo de Algodón” también nos lleva por la cosmovisión mexica. Una mirada que nos debería ser nuestra también para

poder comprender aquella cultura de la que buena parte de los mexicanos de hogaño también pertenecemos.

Este 2021 cúmplense 500 años de la Caída de Tenochtitlán y hace algunos días se conmemoró el natalicio de Malinalli. Pero alejémonos un poco de este personaje y a través de “Copo de Algodón”, conozcamos una novísima visión de otra mujer, marcada por la tragedia de la muerte de su padre y de sus dos esposos: Cuitláhuac y Cuauhtémoc, y disfrutemos de este libro amplísimamente recomendado para los adultos y más aún para los niños. Ojalá y fuera una lectura obligada para todos nosotros.

[email protected]