Autodefensas irrumpen en Centro Integral de Justicia en Veracruz puerto

Agencia AVC.

Veracruz, Ver.- (AVC/José Juan García) Una intensa movilización de corporaciones policiacas estatales y federales se registró en el Centro Integral de Justicia de la colonia Vista Mar de la ciudad de Veracruz luego de que un grupo de autodefensas se introdujo a las oficinas del juez Armando Virgen Alcalá, quien vinculó a proceso a David “N” e Iván “N” por los probables delitos de portación ilegal de armas y ultrajes a la autoridad

Los hechos se registraron la mañana del martes en el Centro Integral de Justicia, donde inicialmente Magdalena Dionisio Carcano y Dalia Cristina Rodríguez, mamá de David “N”, alias “Bicho”, y esposa de Iván “N”, respectivamente, se encadenaron afuera del recinto para exigir la liberación de sus familiares, quienes fueron trasladados a un penal de Chiapas tras ser vinculados a proceso a mediados de diciembre pasado.

Magdalena Dionisio Carcano pidió a los integrantes de los grupos de autodefensas que se sumen a la lucha para exigir la liberación de su hijo, ya que consideró que lo han dejado solo a la fecha.

Además, la mamá de David “N” insistió en la inocencia de su hijo: “Fueron agarrados injustamente, son inocentes, ni siquiera nos dijeron por qué, solo los trasladaron, no hay un motivo por el que se los hayan llevado”.

Durante la protesta, los autodefensas se refirieron que presentaron una denuncia ante la Fiscalía Especializada contra la Corrupción y una queja ante el Consejo de la Judicatura en contra del juez Armando Virgen Alcalá, por supuestas irregularidades y omisiones que cometió en el caso de David “N” e Iván “N”.

Al paso de los minutos, los autodefensas decidieron ingresar al Centro Integral de Justicia para protestar en la oficina del juez, sin que personal de seguridad se los pudiera impedir.

A unos 20 minutos del ingreso de los autodefensas a las instalaciones judiciales, comenzaron a llegar elementos de la Secretaría de Seguridad Pública; poco después arribaron otros motopatrulleros, policías ministeriales, elementos de la Guardia Nacional, incluso granaderos y finalmente de la Fuerza Civil.

Al enterarse de la movilización policiaca, los autodefensas decidieron abandonar las oficinas del Centro Integral de Justicia acusando que eran víctimas de “represión” y que se retiraban no por temor, sino por dar concluida la protesta.

Al final, los elementos policiacos resguardaron las instalaciones, sin que se registraran enfrentamientos o detenciones por la irrupción en el Centro Integral de Justicia.