Cosechan café… para autoconsumo

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba
Región.- Productores de café renuevan más de 200 hectáreas de este cultivo en las regiones de Atoyac y Amatlán, aunque para muchos dejó de ser rentable, debido a que este año el kilogramo de café cereza no superó los 8 pesos, por lo que la actual cosecha será para consumo personal.
Con la entrega gratuita de plantas de  viveros de la región, unos 400 campesinos iniciaron los trabajos de renovación de cafetales, pero se trata de ejidatarios que se niegan a dejar morir este cultivo en las zonas de Paraje, La Pesca, Corral de Piedra, La Concha y La Patrona, señaló Santiago Fuentes, integrante del Consejo del Café.
Hace más de dos décadas, en la región operaban más de 50 beneficios de café que compraban a buen precio el producto, de noviembre a febrero que duraba la cosecha, pero este año por el desinterés de recolectar este producto, en diciembre fueron cerrados los sitios de compra de café y los productores no tienen dónde comercializarlo, por lo que esta limitante los orilló a cosecharlo para consumo personal.
“El café en esta región dejó de ser negocio hace muchos años, quienes decidimos sembrar nuevos plantíos es para cosecharlo nosotros mismos, lo deshidrataremos y procesaremos para consumo familiar, quizá lo podamos vender a los pequeños negocios, así han trabajado muchos productores en los últimos años”, señaló Santiago Fuentes.
Refirió que en municipios como Omealca, Cuichapa y Tezonapa, aún continúa el proceso de compra, pues aún no terminan los cortes del aromático, mientras que en otros lugares desde diciembre cerraron las compras de café y los productores no tienen dónde comercializar su producción, sin embargo decidieron que para evitar más pérdidas económicas los plantíos que sembrarán serán para consumo personal debido a que tal es la crisis que atraviesa la cafeticultura en esta región que pocos compran café y quienes lo hacen es a bajo costo.

Cae producción de café 20%
El presidente de la Unión Nacional de Productores de Café de la CNC, José Julio Espinoza Morales, estimó que se perdieron un millón de quintales del aromático en la cosecha 2020-2021, lo cual representa aproximadamente el 20 por ciento de la producción en el país.
La cosecha 2019-2020 resultó mejor para el sector, pero la producción 2020-2021 resultó baja, lo cual atribuyó al cambio climático, las plagas y a la falta de insumos que dejaron de recibir los pequeños productores por parte de los gobiernos federal y estatal.
Recordó que el 90 por ciento de los productores cafetaleros cuentan con una o dos hectáreas.
“Este año fue una cosecha baja, no tuvimos gran producción (…) quiero decirte que a nivel nacional ha caído en este ciclo un 20 por ciento, esto representa que pudimos haber perdido un millón de quintales”, explicó.