Mantienen monitoreo en ríos y El Infiernillo

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- Tras la lluvias presentada durante la madrugada y durante el día miércoles, la Base 3000 ubicada en la comunidad de Atzitzintla del estado de Puebla reportó un ligero escurrimiento en el cause del río Chiquito, sin riesgo para la ciudadanía. Y se mantiene el monitoreo de este y el río Carbonera, así como de viviendas que reporten anegamientos.

Durante las primeras horas de ayer, personal de Protección Civil, bajo el mando de Porfirio Villalba Real realizaron un monitoreo en la represa de El Infiernillo, ante las incesantes lluvias que se reportaron en las últimas horas.

Y es que debido a la última información que recibieron de parte del encargado de la Base 3000, Jaime Lozada, señala que el material sólido, no presenta alguna anormalidad o remoción, y sólo se registró un ligero escurrimiento, que no representa riesgo alguno para la ciudadanía.

Por lo que recibieron la instrucción del alcalde Guillermo Mejía Peralta de mantener un monitoreo constante vigilando cabecera municipal, y los causes de los ríos Chiquito y Carbonera, y reportar cualquier cambio por alteración de los afluentes.

Tras no existir riesgo, exhortan a la población que habita cerca del cauce de los ríos antes mencionados, a no hacer caso a terceros y rumores sobre peligro de barrancadas y otros, siendo el personal de esta dependencia, quien emita la alertas de evacuación de ser necesarias.