Inicia pago a adultos mayores

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Con un incremento significativo en el monto de la pensión al pasar de 2 mil 560 a 2 mil 700 pesos del bimestre enero-febrero, ayer arrancó en la región de Córdoba, la dispersión de recursos de los programas de apoyo a los Adultos Mayores y personas con alguna discapacidad.
En un fuerte operativo de seguridad, establecidos desde la Mesa de Coordinación para la Paz, escoltados por el Ejército Mexicano, Guardia Nacional y la policía estatal este jueves los servidores de la Nación y el Banco Bienestar atenderán a los beneficiados de Yanga y del 28 de enero al 5 de febrero tocará a Córdoba.
La delegada regional de la Secretaría de Bienestar, Jessica Viviana Victoria Atlahua, señaló que son parte de los operativos nacionales que iniciaron esta semana en la región. En el Estado comenzaron el pasado martes.
“Iniciamos el pago de Adulto Mayor y de las Personas con Discapacidad, en ventanilla de los que se están pagando en Telecomm y nuestro operativo en mesas de atención en comunidades alejadas, con el banco de Bienestar, es decir son dos liquidadoras: Telecomm y Banco Bienestar”, explicó.
Precisó que están por actualizar el padrón de beneficiarios ya que se incluyeron a los adultos que ya cumplieron 68 años de edad y es el mayor porcentaje por cubrir. Hoy jueves estarán en las comunidades de Yanga, en las instalaciones del Centro Integrador, en la localidad de Juan José Baz, desde las 009:00 horas, con un protocolo de atención de 25 personas cada hora.
“Los beneficiados acuden con las planillas que se les entregaron en meses anteriores; deben corroborar que tengan la estampilla que corresponde al biemestre enero-febrero. Si por algún motivo no la tienen porque se rompió o la extraviaron están en tiempo de acercarse a los centros integradores para que se haga un trámite y tengamos listo un temporal para que puedan cobrar”, dijo.
Después de Yanga, Victoria Atlahua señaló que el viernes 22 de enero acudirán al municipio de Ixhuatlán del Café, en las comunidades como Presidio y paralelamente atenderán Atoyac, en Manzanillo y General Miguel Alemán. El operativo concluye el 15 de febrero.
“Si por alguna razón hay personas que no puedan llegar a su centro integrador a cobrar, al final reservamos un día para atender ese rezago; programamos para que puedan cobrar, siempre sujeto a la aprobación del banco”, dijo.

EL DATO:
Los adultos mayores que reciben pensión, pero están enfermos o por alguna causa no se pueden trasladar a cobrar su apoyo, la oficina regional de los programas federales puede tramitarles el alta de una filial con la cual un auxiliar haga el cobro en su nombre, a través de un formato llamado “Escrito Libre” donde el beneficiario lo autoriza. Los Servidores de la Nación hacen el trámite.