El covid-19, nuevo enemigo de policías

Hubo cero bajas por violencia

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Los policías municipales de Orizaba están enfrentando a nuevos enemigos: el Covid-19 y las enfermedades crónico degenerativas. En 2020 no hubo muertes de elementos por enfrentarse a la violencia, pero sí por problemas de salud.

El director de Gobernación, Eric Morales Reyes, señaló que dos elementos de la Policía Municipal fallecieron en 2020, uno confirmado de covid-19 y otro por complicaciones de diabetes.

Destaca que no se tuvo a ningún policía caído en el cumplimiento de su deber, por acciones de combate a la delincuencia. Sin embargo, la muerte de los dos elementos por enfermedad, también enciende las alertas.

“Es gratificante haber cerrado un año con cero bajas de muertes en el combate a la violencia, el policía todos los días sale a la calle a dar la vida y arriesgarse por los demás y no sabe si va a regresar a casa”, comentó.

En los últimos diez años, cuatro elementos de la Policía Municipal han muerto en el cumplimiento de su deber.

A raíz de la pandemia del covid-19, la vocación del policía se ha puesto a prueba, pues ahora no solamente han enfocado sus actividades al combate a la delincuencia, sino también, acciones para combatir el covid-19.

“En los momentos más fuertes de la pandemia, es cuando más firme estaba el policía, cuando más venía a trabajar, cuando más estaba en los filtros, cuando más entregaba cubrebocas o despensas”, comentó.

El policía, ahora le hace frente a un enemigo invisible como es el covid-19, señala, pero la única manera de estar de pie es por la vocación de servicio. “Los orizabeños debemos de sentirnos muy orgullosos por los policías que tenemos”, comentó.