Con golpes, aparece madre de desaparecidos raptada en Tierra Blanca

De la Redacción

Tierra Blanca.- Después de una noche sin conocer su paradero, Elvira Gómez López, llegó a su casa la mañana de ayer por su propio pie, aunque con señas de golpes. La madre que busca a dos hijos que fueron desaparecidos presuntamente por policías en el año 2013, fue privada de su libertad por un comando armado en Tierra Blanca.
La representante del Colectivo Madres Luna en ese municipio, busca a sus hijos Juan de Dios y Rodrigo Gómez López, de 19 y 22 años de edad, desaparecidos el 19 de septiembre del 2013; la mujer ha señalado en diversas ocasiones que los policías de Tuxtepec tenían vínculos con la desaparición de sus hijos.
En este sentido, la madre de 50 años y activista, había señalado que vivía constantemente en riesgo, ya que fue víctima de amenazas, hostigamiento, de-sacreditación y ataques directos, lo cual en el año 2017 la obligó a salir de su hogar, en calidad de desplazada, para salvaguardar su integridad física.
Fue así que la noche del jueves a través de los grupos del Colectivo que aglutina a familiares de al menos 40 desaparecidos, se lanzó una alerta por la de-saparición de Elvira, quien fue obligada a bajar de su motocicleta en la que se desplazaba, por cuatro sujetos armados que la subieron a una camioneta con vidrios polarizados.
Horas antes Elvira había participado en la manifestación realizada en la ciudad de Xalapa, donde varios colectivos exigieron una reunión con el gobernador, ante la falta de atención a sus casos por parte de la Fiscalía General del Estado, así como por la violencia y las desapariciones que continúan en todo el estado.

Aseguran vehículo
utilizado en privación
Por otro lado, anoche la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dio a conocer el aseguramiento de 10 vehículos, entre los cuales hallaron uno relacionado a la privación de la libertad de Elvira Gómez, luego de realizar sobrevuelos y recorridos terrestres en Tierra Blanca, ubicando entre las calles Nicolás Bravo e Iturbide de la colonia Ricardo Flores Magón, un predio donde estaba abandonada una camioneta Mazda CX5, con placas E32AYU, con características similares a la utilizada por los responsables del delito, con dos armas de fuego y equipo táctico en el interior.