El garlito de Armenta Mier

Acantilado

Israel Velázquez

Quedó evidenciada la novatez sin límite de algunos políticos que la marea obradorista colocó hace ya casi tres años en puestos de elección popular y que ahora buscan permanecer en sus cargos gracias a una ley reeleccionista que, esperemos, traiga beneficios reales para los ciudadanos.
El senador Alejandro Armenta Mier no necesitó de una televisora ni de horario estelar para decir que en “2021 estoy valorando con seriedad inscribirme a la candidatura a la presidencia municipal de Puebla. He conocido 11 generaciones de presidentes municipales, soy administrador público y es necesario que Puebla tenga un gobierno de diez, lo merecemos los poblanos.”
Armenta es el político que apadrinado por el senador Ricardo Monreal Ávila fue capaz de impugnar la candidatura de Luis Miguel Barbosa Huerta hasta hacerlo sentarse para llegar acuerdos en las elecciones extraordinarias. Él, ¿candidato a la alcaldía?
Por lo pronto su chanza dio resultado: le bastó una entrevista de radio, en viernes, para marcar la agenda de Gabriel Biestro Medinilla, el delfín del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta para ocupar el cargo que ahora tiene Claudia Rivera Vivanco.
La lista de halagos prodigados por el gobernador a Biestro es larga y no hubo excepción después de que el fin de semana se conocieran las declaraciones de Armenta: “el diputado Biestro ha mostrado ser un líder parlamentario muy capaz y ha cumplido con las metas en la legislatura. Es un hombre que se ha preparado en la política, en la academia. Veo bien sus aspiraciones.”
Apremiado, el también presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la actual legislatura se vio obligado a destaparse en una entrevista que le hicieron en el noticiario nocturno de Televisa Puebla: “Yo considero que los tiempos se van acercando, van llegando, y he pensado que sí. Sí voy a buscar la candidatura de mi partido y ya será el partido el que lo defina… Sí vamos a participar”.
Otra vez: ¿Armenta candidato a la alcaldía?
Veamos: Claudia Rivera Vivanco, la actual presidenta municipal, comenzó a trazar su ruta reeleccionista desde 2019 y la reforzó con el cuidado de su imagen a partir de febrero de 2020, pero incluso en su círculo más íntimo reconocen que es misión casi imposible repetir en el cargo…, sin la ayuda de Andrés Manuel López Obrador.
El esfuerzo se hizo, coinciden sus cercanos, aunque las personas en quienes confió para sentar las bases de su proyecto hayan quedado a deber. Como sea, no piensan tirar la toalla tan fácil.
¿De ahí viene el autodestape de Alejandro Armenta? Si no va ella, va él. ¿Ya se dio cuenta, querido lector, de que entre el viernes 8 y el martes 12 han transcurrido cuatro días y el único que sintió pasos fue Gabriel Biestro?
A Claudia Rivera parece preocuparle más que el Congreso le devuelva el cobro del Derecho de Alumbrado Público, equivalente a unos 140 millones de pesos, que reaccionar a los ahora ya dos destapes de aspirantes de Morena al cargo que ella tiene.
¿Renunció a sus aspiraciones?
¿Sigue construyendo su imagen en torno de trabajo mata grilla?
¿Armenta le quitó de encima a Gabriel Biestro?
¿En qué momento Biestro mostrará que sí quiere ser alcalde?

Al margen
Cifras que aterran: en el estado de Puebla se perdieron 39 mil 172 puestos de trabajo en 2020, la mayor caída en al menos dos décadas, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Tips: @IsraelV_mx e [email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz