Ahora, les limitan hologramas, acusan

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Luego de las protestas protagonizadas en Xalapa, concesionarios de Verificentros y Centros de Verificación acusaron al gobierno estatal de limitar la venta de hologramas de verificación, por lo que alertaron a la ciudadanía a que se regularice para evitar ser víctimas de multas y recargos.
El presidente de la Asociación de Verificentros Ambientalistas por Veracruz,AlejandroHuescaSota,ayer hizo público el rechazo reiterativo a la iniciativa del gobernador Cuitláhuac García, ya aprobada por el Congresopara modificar el Código de Derechos y el Código Financiero ambos para Veracruz, con el objetivo de pasar el cobro de Verificación Vehicular de la Secretaría de Medio Ambiente a la Secretaría de Finanzas y Planeación.
“Estamos con una situación muy fea porque estamos viendo que se está haciendo una expropiación de nuestros negocios que quiere hacer el gobernador, casi casi para quedárselos, lo que no estamos dispuestos a permitir. Él habla de que nos van a regresar nuestro dinero en 48 horas, entonces ¿cuál es el motivo de que la ciudadanía tenga que ir a formarse al banco más con la pandemia o ir a una tienda y pagar un extra de diez o 15 pesos?”, cuestionó.
Mediante un desplegado, los concesionarios precisaron que la afectación que les causa la reforma es que al irse directo el cobro a la Sefiplan por parte de los usuarios, dicha Secretaría les pagaría lo que ella decida y hasta la fecha en que ella quiera. “Quieren jinetear el dinero”, agregó.
Sin embargo, puntualizaron que, como concesionarios han cumplido con la infraestructura tecnológica que el Gobierno del estado les ha exigido, lo cual les ha costado fuertes inversiones, por lo que rechazan que el gobierno vulnere sus concesiones, cobrando por ellos.
“Desde luego que tenemos intereses porque creo que a nadie le gusta que en sus negocios se metan, y entendemos que somos una extensión importante del gobierno para prestar el servicio de verificación, el cual ellos no pueden hacer, pero de eso a convertirnos en sus trabajadores hay una gran diferencia”, recalcó.
En entrevista, Huesca Sota advirtió que la reforma convierte la verificación en un impuesto más, haciendo aplicables las sanciones por incumplimiento que se aplicarían a cualquier impuesto como son: requerimientos por escrito a domicilio, inclusión en el buró de crédito y embargo del vehículo.