Sayra, un universo dorado y oriental

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Sayra de Jesús Cruz Martínez ganó el primer lugar en la categoría solista con elemento del concurso Universal Dance Oriental de Latinoamérica. La orizabeña de 24 años representará a nuestro país en la etapa mundial a celebrarse en este 2021.

Dentro de esta competencia también tuvo el premio Gold Master por obtener un puntaje alto dentro del concurso. Esto a pesar de que tuvo una penalización debido a que utilizó un elemento en la entrada de su baile que obligó a los jueces a cambiarla de categoría.

Ruth Muñoz Zavaleta es su maestra, es directora también de la Escuela de Danza “Taba by Badari”, institución que se ha consagrado como una de las mejores escuelas a nivel nacional al obtener diversas preseas en el concurso Miss Belly Dance Nacional.

Debido a la pandemia por el covid-19, el concurso se realizó en modalidad virtual. Precisamente por la pandemia la institución pensaba no concursar, pero Sayra quería competir, es una alumna muy disciplinada y con un entusiasmo muy grande.

La presentación Se grabó un video con el que participó en este concurso, se mandó y el pasado 5 de diciembre de 2020 se hizo una presentación donde estuvieron los videos de todas las concursantes y los jueces, que son maestros muy reconocidos en la danza internacional.

Los jueces estuvieron calificando los videos, al mismo tiempo en que se proyectaba el video los jueces enviaban su retroalimentación.

Con el premio que Sayra obtuvo, ganó su pase para representar no sólo a la academia de danza, sino al país entero, en el concurso Universal Dance Oriental en la etapa mundial.

Sayra y su maestra Ruth fueron las únicas mexicanas que participaron en este concurso en la etapa Latinoamérica, junto con países

como Perú, Bolivia, Chile.

Esto les da el pase para participar en la etapa mundial de este concurso, representará a México en este 2021, el concurso está programado para los meses de junio o julio en la ciudad de Cancún, si las condiciones de la pandemia mejoran sería de manera presencial.

Sayra participó con una coreografía adaptada por su coach, en esta ocasión se utilizó la coreografía de un maestro que se llama Ricardo Campos y se adaptó a 2 minutos de tiempo y a la utilización del velo.

Su pasión

En entrevista, Sayra, de 24 años, licenciada en lenguas francés e inglés, ve en la danza su pasión, en la cual se inició hace 10 años.

“Para mí, el ámbito de las competencias ha sido muy importante, ha sido una experiencia inefable para mí, ya que comencé en el año 2018, desde que comencé con la escuela he estado con la maestra”.

En 2018 participó en el Festival Internacional de Danza Árabe México FIDA, a cargo de la maestra Majida Malak; desde esa experiencia, Sayra ha tenido muchísima retroalimentación. Ella obtuvo el tercer lugar.

Y en el año 2019, a la escuela de danza la invitan a participar en el certamen Miss Belly Dance Nacional, donde ella obtuvo el tercer lugar de la categoría plata, y primer lugar oro

con dueto.

“Esta nueva experiencia a pesar de que estamos en medio de una pandemia, y que es un momento muy difícil, me motivó mucho para poder crecer como bailarina y como ser humano”, comentó.

Reconoce que no le emociona tanto haber obtenido el primer lugar en este concurso, a ella la cautivaron los comentarios de los jueces.

“Me siento súper orgullosa no solamente de representar al estado, sino también a México. Esto implica para mí un motivo más para seguir en la danza”, comentó.

Sayra además de bailar en danza oriental, también es bailarina de Hawaiano y Tahitiano, y es parte del panel de maestros de Taba, donde

imparte clases de estas disciplinas.

“La danza oriental para mí ha sido una manera de expresarme”, comentó.

Como bailarina profesional aún desea seguir creciendo profesionalmente en esta disciplina y representar a México.

Reconoció que muchas veces se ve a la danza como un pasatiempo, pero realmente no lo es, es un estilo de vida.

Es importante que los padres o quienes están a cargo de los niños, y tengan este gusto por la danza, que los apoyen porque es algo que te hace crecer muchísimo no como artista sino también como ser humano.