Daña surada 80% de los chayotales

Carolina Muñoz

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

El panorama que ha dejado la pasada surada y la entrada de los frentes fríos en la región ha dejado un panorama devastador para los productores de chayote quienes señalan que han iniciado el año pie izquierdo.

Federico Parra Ortiz, integrante de Cuautlapan Produce, dijo que, “la surada que se presentó el último día del año afectó a toda la zona de Ixtaczoquitlán, Cuautlapan, Tuxpanguillo, a todos, se arruinó un 80% de las siembras”.

“Como consecuencia se está presentando una crisis muy fuerte para los chayoteros, la verdad afectó mucho, el producto lo tiró, las siembras las arruinó completamente”, agregó.

“La entrada de los frentes fríos están afectando mucho, como siempre es el campo el más afectado en la economía, tuvimos pérdidas totales, somos aproximadamente 800 productores los que nos vemos afectados”, explica Federico Parra Ortiz, productor de chayote.

Desde el 7 de enero se estipuló que el precio de la caja ahora será de más de 300 pesos, anteriormente tenía un costo de entre 150 y 200 pesos pero ahora se espera que llegue hasta los 400 debido a la escasez del chayote.

El productor de chayote explicó que si no hay otra surada, se recuperarán por abril o mayo pero si llegara a haber otra sería más difícil mejorar la situación.

“Lo más preocupante será el desempleo que genera este desastre natural ya que los empleados de los productores no tendrán trabajo ya que no hay producto”, pues si antes ocupaban a cinco personas para las labores del chayote, hoy tendrán que prescindir del servicio de tres.

“Los líderes municipales siempre prometen ayuda pero nunca llega nada, no queda otra más que echarle ganas para recuperarnos nosotros mismos”.

Al no tener cosecha, ni producción, no hay ventas que generen una economía para poder pagar el salario de sus trabajadores, lo cual deja como consecuencia también la perdida de empleos para los trabajadores del campo.

“Esperamos que comience la temporada de calor y no haya más frío para que comencemos a repuntar un poquito y las matas de chayote vayan avanzando para que a principios de abril podamos tener algo de producción”, concluyó.

II Son 800 productores de chayote afectados de comunidades como Campo Grande, Campo Chico, Tuxpanguillo, Cuatlapan, Orizaba y Rincón Grande.

 

II Temen una ola de desempleo en el campo, pues al perder las cosechas no hay manera de pagar a todos los trabajadores y algunos tendrán que ser despedidos.