‘Abrir las manos para apoyar‘

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Fe, unidad y sin bajar la guardia, es el mensaje de distintas asociaciones que dan a la sociedad cordobesa para hacerle frente a las emergencias sanitaria y económica.
Indicaron que a pesar de que el 2020 fue un año complicado, hay que seguir adelante con la esperanza de tener un mejor 2021.
La pandemia no sólo ha desatado dificultades materiales, sino también ha deteriorado el ánimo de las personas. Es por ello que distintos representantes de organismos altruistas consideraron no decaer en estos momentos.

A seguir cuidándonos
Susana del Castillo Fernández, directora del Banco de Alimentos de Córdoba (BAC), externó que a pesar de haber pasado un año difícil, es importante mantener la fe y el agradecimiento de haber llegado hasta aquí.
“Ver el lado positivo de la situación y seguir adelante para ser una mejor persona. No debemos bajar la guardia, debemos seguir cuidándonos, más vale guardar la distancia debida a tener la ausencia de un ser querido. Próspero año 2021”.

Abrir las manos para apoyar
José Luis Durán Marcial, presidente de la Asociación Civil Ciudadanos Honestos, y quien en la noche del pasado 24 de diciembre organizó el proyecto de “Cena Digna” para las personas más vulnerables, externó que es bueno detenerse frente al pesebre y contemplarlo en silencio y que nuestro corazón, al igual que en ese establo, pueda despojarse de todo lo superfluo, lo oscuro, para acoger a los más vulnerables y menos favorecidos, pudiendo así renovar nuestro amor por nuestros semejantes.
“Siempre he manejado esta frase: Juntar las manos para rezar bien está, pero si las abrimos para dar y ayudar, será mucho mejor, principalmente en estas fechas, este año tristemente he visto ausencias en nuestras mesas, pero su lugar seguirá ocupado en nuestros corazones, que es como a ellos les gustaría que los tuviéramos presentes”.

La existencia es alegría
La presidenta y fundadora de Ciegos Fundación Roma, Magdalena González Ruiz, mejor conocida como “La tía Male”, señaló que con todas las dificultades que padece la asociación siempre reciben con alegría a los nuevos integrantes.
“La existencia es alegría; es satisfacción de estar presente, de disfrutar estos milagros que regala la vida. Se lo decimos a niños, jóvenes, adultos rehabilitándose; que, aunque la vida la complicamos, aquí se empeñan en hacérnosla más fácil; alegrémonos de nosotros, alegrémonos con los demás”.