Barsa, barco a la deriva

Agencias

Barcelona 1-1 Eibar
Jornada 16

El Barcelona de Ronald Koeman regresó a la inestabilidad sin Leo Messi, desenganchándose nuevamente de LaLiga Santander por su endeblez en el Camp Nou, donde ya ha dejado escapar 9 de 27 puntos posibles, en un día histórico para el Eibar, que por primera vez sacó algo positivo gracias al planteamiento de José Luis Mendilibar.
Las dudas crecen sobre el 9 que asumió el difícil papel de hacer olvidar al uruguayo Luis Suárez. La que mandó dentro, la anuló el colegiado por posesión ilegal y la valentía del Eibar con su presión alta, obtuvo el premio en un grave error del uruguayo Ronald Araujo a los 57 minutos ante el que Kike no perdonó para igualar en menos de media temporada los goles que firmó en toda la pasada.
Ronald Koeman lo intenta, busca variantes sin éxito, y había sacrificado su defensa de tres centrales para recurrir a Dembélé en busca de una pegada mayor. La logró con el tanto del francés diez minutos después del golpe, el más destacado en un gris Barcelona que no tuvo convicción para remontar y en su mala dinámica perdió al brasileño Coutinho por lesión.
La última jornada del 2020 arrancó en el Ramón Sánchez-Pizjuán con un Sevilla exhibiendo poderío en un duelo con sabor a ‘Champions’ frente al Villarreal. Los de Julen Lopetegui debían cortar su racha de dos partidos sin ganar de local, tras caer con el Real Madrid y ceder un empate ante el Real Valladolid, y lo consiguieron con firmeza.
Por delante en el marcador gracias al penalti marcado por el argentino Lucas Ocampos a los 8 minutos tras mano de su compatriota Juan Marcos Foyth. Era el regreso de Unai Emery a Nervión, un lugar donde dejó huella con títulos europeos. A su Villarreal, que encajó la segunda derrota del curso, le faltó acompañar el dominio con pegada, añorando la figura del lesionado Paco Alcácer y topándose con Bono en sus dos ocasiones de mayor peligro. Y acabó sentenciado al contragolpe con la velocidad del marroquí Youssef En-Nesyri (2-0) que sitúa al Sevilla cuarto en la clasificación.

VICTORIA
El Manchester United venció 1-0 a los Wolves y así cerraron el año, además de meterle presión al Liverpool en la punta de la Premier League. Manchester United festejó el triunfo en Old Trafford y quedó segundo en el torneo.