Autoriza vacunación con Sputnik V para mayores de 60 años: Rusia

Redacción.

Rusia.- El ministerio de Sanidad de Rusia autorizó este sábado la vacunación contra Covid-19 para los mayores de 60 años, con el preparado ruso Sputnik V, la vacuna rusa que empezó a utilizarse masivamente en el país el pasado 15 de diciembre sólo se aplicaba a personas de entre 18 y 60 años. 

“El Ministerio de Sanidad aprobó cambios en las instrucciones de uso del medicamento. Así, los ciudadanos mayores de 60 años también podrán vacunarse contra el coronavirus”, citó el medio nacional El Universal ante lo dicho por el ministro ruso de Sanidad, Mijaíl Murashko.

Además subrayó que los últimos análisis confirmaron que el uso de Sputnik V no representa ningún riesgo para las personas mayores. 

Al respecto, el Fondo de Inversiones Directas, encargado de la venta de la vacuna rusa, destacó hoy que los ensayos clínicos mostraron una eficacia “mayor del 90%” en dicho segmento de edad. 

El viernes el director del Centro Gamaleya, Alexander Gintsburg, reveló que los especialistas no habían detectado nuevos efectos secundarios en los mayores vacunados con Sputnik V. 

Por su parte, la pasada semana el presidente ruso, Vladimir Putin, admitió en su rueda de prensa anual que no podía vacunarse porque su edad, 68 años, no se lo permite. 

“Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible”, dijo Putin, que cumplió 68 años el pasado 7 de octubre pasado. 

Muchos rusos a trevés de sus redes sociales se han quejado de que Moscú suministre masivamente la vacuna a otros países antes que a sus propios ciudadanos. 

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, en forma de respuesta, anunció ayer que el gobierno suministrará casi 6.5 millones de dosis de Sputnik V a sus centros médicos en enero y febrero de 2021. 

Cabe mencionar que la vacuna Sputnik V mostró una eficacia del 91.4% en el último control efectuado en la tercera fase de los ensayos clínicos, datos que, según Gintsburg, “permiten afirmar con seguridad que es altamente eficaz y totalmente segura para la salud”.