Paran CdMx y Edomex por incremento de contagios

Agencias
Todas las actividades no esenciales deberán ser suspendidas en el Valle de México desde hoy sábado y hasta el 10 de enero de 2021, es decir 23 días, ante repunte en casos de Covid-19, informó el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.
En tanto la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y el Gobernador Alfredo Del Mazo informaron que la Ciudad de México y el Edomex regresan a semáforo rojo.
Esto debido al número de contagios que no para de crecer y a la capacidad hospitalaria, cercana al 75%, que va a ser ampliada para que todo el que enferme “pueda tener una cama”.
Las tres autoridades se han rendido ante una emergencia como la que hoy vive el valle de México, donde se concentra la cuarta parte de la población del país, con unos 23 millones de personas.
“La Ciudadde México entra a semáforo rojo y a partir de mañana sábado tendremos que disminuir la movilidad”, anunció Sheinbaum.
En conferencia presencial, el subsecretario López Gatell, el Gobernador Alfredo del Mazo y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dieron a conocer las medidas, sin aceptar preguntas de los medios.

Esfuerzo adicional
Señalaron que la población debe hacer un “esfuerzo adicional” para frenar esta nueva ola de contagios que ha obligado a decretar las medidas drásticas que se estuvieron evitando en las últimas semanas en aras de un desarrollo aceptable de la economía en tiempos de pandemia.
Pero las cifras son reveladoras, los contagios están poniendo al borde del abismo la capacidad hospitalaria. “No es tiempo de fiestas, ya celebraremos cuando podamos reducir la epidemia, el sufrimiento y las muertes”, dijo López-Gatell.
Anunció que desde hoy sábado hasta el 10 de enero quedan suspendidas todas las actividades no esenciales. Solo seguirá funcionando la venta de alimentos, pero a domicilio si se trata de restaurantes, o bien el cliente puede ir a recoger su pedido, pero nunca permanecer en el local. Energía, transporte, manufactura, salud, funerarias, construcción, servicios financieros y telecomunicaciones. Por supuesto, la venta de medicamentos, además de la reparación y refacción y las oficinas tributarias, la seguridad, obra pública y servicio de agua.
La vuelta al semáforo rojo era una medida que se veía venir hace tiempo, pero que se ha evitado en lo posible para no estropear de nuevo la economía después de meses de freno.
Ayer los tres salieron a anunciar con cierta solemnidad la difícil situación por la que atraviesa el valle de México y la adopción de medidas extraordinarias.