Covid vacía Basílica en festejos a la Virgen

Agencias

En la vispera del 12 de diciembre, día que se celebra a la Virgen Morena, por primera vez en más de 400 años, el atrio de la Basílica de Guadalupe lució desolado; la pandemia de covid-19 vacíó el recinto que, año con año, es visitado por millones de feligreses para cantar Las Mañanitas a la Virgen del Tepeyac.
Sin embargo, ni la pandemia ni las restricciones sanitarias, que el gobierno de la Ciudad de México implementó para evitar la propagación del virus, entre ellas la medida histórica de cerrar la Basílica del 10 al 13 de diciembre, impidieron que se celebrara a la Virgen Maria. Los festejos fueron extraordinarios y atípicos igual que la situación sanitaria actual.
Ante la alerta de emergencia por covid-19 en la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que los fieles de la Virgen de Guadalupe acataron el exhorto de las autoridades de no acudir ayer sábado 12 de diciembre a la Basílica, lo que muestra “la responsabilidad del pueblo de México”.
A través de redes sociales, el Presidente mostró un par de imágenes de La Villa vacía y aseguró que entre todos los símbolos, los mexicanos sitúan en primer lugar la veneración a la Virgen y en segundo, el respeto a Benito Juárez.
“Entre todos los símbolos, los mexicanos sitúan en primer lugar la veneración a la Virgen y en segundo el respeto a Juárez”, escribió.

FRASE
“No hay mejor muestra de la responsabilidad del pueblo de México ante la pandemia, que esta imagen de la Basílica en el día dedicado a la Virgen de Guadalupe“.
Andrés Manuel López Obrador
Presidente de México