Mantienen apoyos para vecinos de Campanario

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- El apoyo a las personas con problemas de ictiosis en la localidad El Campanario no se han detenido desde el inicio de la administración, entre las asociaciones civiles y el Sistema Municipal DIF se les ha estado aportando productos que forman parte de su tratamiento médico, así como alimentos por medio del comedor comunitario en la localidad.
“En Nogales tenemos un grupo de personas consideradas como sector vulnerable y son las personas enfermas de ictiosis, además de que se ubican en una de las comunidades en donde el índice de pobreza es mayor a comparación del resto de comunidades”, informó el director del DIF Jorge Nieto Martínez.
“Ellos no están solos, se les ha dado seguimiento y desde el inicio de la administración se buscó el acercamiento con asociaciones civiles y especialistas para tratar su problema de la piel, y han tenido tratamiento y buenos resultados”, afirmó.
Señaló que el DIF instaló un comedor comunitario en la localidad y semana a semana tanto este organismo como apoyos de parte de particulares se les dota para la preparación de alimentos frescos para ofrecer a la población que menos tienen.
En este caso, un sector vulnerable son las que 39 personas de ictiosis, de las cuales 9 son niños y 8 adultos mayores.
Tienen la opción de arribar a este lugar por sus alimentos ya sea desayuno y comida, la mayoría lo hace, y es un beneficio por que no todos tienen recursos económicos para solventar los gastos diarios de los alimentos.
Y es que, es difícil para estas familias trabajar, pues existe un rechazo de la sociedad, además de no poder realizar diversas actividades debido a la descamación de su piel que les causa severas lesiones.
Aunó que debido a que la ictiosis es una enfermedad hereditaria de la piel seca, escamosa o engrosada, en el 2018 la asociación civil de la Ciudad de México, Fundación Bora, se acercó a través de Verónica Gallardo (presidenta Honoraria del DIF) logrando establecer un dispensario, a donde les surten a los pacientes de una crema especial que les ayuda a contrarrestar los estragos de en su piel y mantenerla hidratada.
El entrevistado, destacó que actualmente los responsables de la agrupación se mantienen en contacto directo con los beneficiarios y les hacen llegar los apoyos.
Y actualmente, la Fundación Genes Latinoamérica y médicos de la UNAM y UV trabajan en mejorar su calidad de vida.

Solicitaron que sea
una discapacidad
Es de recordar que en octubre de 2019, enfermo de ictiosis solicitaron al Presidente de la República Mexicana Andrés Manuel López Obrador y al Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, para que sean tomados en cuenta para recibir un apoyo económico para sobrevivir, además de ser considerada su enfermedad como discapacidad.
En ese momento, un grupo de pacientes de ictiosis levantaron la voz para ser escuchados, debido a que su enfermedad no es curable, sólo controlable, y pocas veces pueden desempeñar algún trabajo.
En varones el trabajar en albañilería desencadena que el polvo, el cemento, la cal sea un martirio para quienes padecen la enfermedad, debido a que llegan con las manos partidas y sangrando.
Algunos han cursado la secundaria y con estudios van y buscan trabajo en la ciudad, pero no se los dan, por que se piensa que la enfermedad es contagiosa.
La mujeres no pueden pedir trabajo para hacer tortillas, cocinar, hacer limpieza los químicos agravan el estado de su piel, y el cuidar niños no se los confían por el aspecto de su piel.

Dejan de recibir
apoyo del Estado
Es de recordar, que en la anterior y actual administración estatal, dejaron de recibir su tratamiento para controlar su enfermedad, y la Secretaría de Salud no ha retomado su caso.
Años atrás, en la administración Estatal de Fidel Herrera Beltrán, tuvieron la atención con un dermatólogo de Boca del Río Veracruz, en donde les otorgaban tratamiento especial, el médico elaboraba cremas especiales para su padecimiento, les recetaba medicamento ingerido, y en ese tiempo mejoraron en gran manera, que la costra en su piel desapareció.
Posteriormente, las siguientes administraciones estatales de Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares se les dotó algunas cremas, pero cada vez la entrega fue esporádica. La entrega era a través de médicos del Hospital Regional de Río Blanco (HRRB) pero les retiraron dicho beneficio.
Por lo que el llamado al Secretario de Salud en el Estado, Roberto Ramos Alor, para que analice su enfermedad y puedan otorgar apoyos sigue vigente.