OMS dice que el mundo puede comenzar a “soñar” con el fin de la pandemia

Redacción.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en conjunto con el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtieron, en un discurso en la primera sesión de alto nivel sobre la pandemia, que aunque se puede frenar el virus, “el camino a seguir continúa siendo peligroso”.

“El mundo puede empezar a soñar con el final de la pandemia”, pues los resultados de los ensayos de vacunas contra el coronavirus han sido positivos, dijo el viernes el director general de la agencia de salud de Naciones Unidas, agregando que los países ricos y poderosos no deberían arrollar a los pobres y marginados “en la estampida por las vacunas”.

“La pandemia ha mostrado lo mejor y lo peor” de la humanidad, inspiradores actos de compasión y sacrificio personal, impresionantes hazañas en ciencia e innovación y conmovedoras demostraciones de solidaridad, pero también inquietantes señales de interés propio, omisión de culpa y divisiones”, citó el medio nacional Milenio ante lo dicho por el director.

Cabe mencionar que Tedros dijo que en los lugares “donde la ciencia ha quedado ahogada por las teorías de la conspiración, donde la solidaridad está socavada por la división, donde el sacrificio se sustituye por el interés propio, el virus avanza, el virus se propaga”.

Sobre las vacunas, Tedros dijo que “la luz al final del túnel es cada vez más brillante” pero el fármaco debe compartirse de forma igualitaria como bienes públicos globales, no como activos privados que amplíen las desigualdades.

Mencionó que el mundo gasta 7.5 billones anuales en salud, casi el 10 por ciento del Producto Interno Bruto total, pero la mayor parte de la inversión se destina al tratamiento de enfermedades en países ricos en lugar de a “promover y proteger la salud”.

“Necesitamos un replanteamiento radical de la forma en la que vemos y valoramos la salud”, “si el mundo quiere evitar otra crisis a esta escala, la inversión en funciones básicas de salud pública, es esencial. Todos los caminos deberían llevar a la cobertura sanitaria universal con una base sólida en la atención médica primaria”, afirmó.