Prohiben a Abella hacer humillaciones

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

El coordinador jurídico del Ayuntamiento de Córdoba explicó que ahora existe una orden directa hacia José Abella García para el efecto de que se abstenga de realizar expresiones dirigidas a Leticia López Landero, consistente en humillaciones, vejaciones, comparaciones destructivas hacia su persona, poner entre dicho su capacidad y habilidades para ejercer su cargo de presidenta municipal, amanazas, intimidaciones.
Dijo que las medidas cautelares tienen un alcance distinto, y como consecuencia, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (Ceapp) recibirá una instrucción por parte del OPLE para que a todos los medidos de comunicación del estado de Veracruz se les implementen talleres y cursos sobre violencia política en relación de género.
También refirió que cuando una mujer denuncia que ha sido violentada, lo más común es advertir que el agresor aumenta su violencia como sucedió en este caso, porque cuando José Abella se enteró que la presidenta acudió al OPLE a manifestar que es víctima de violencia política en relación de género, ellos (medidos de comunicación) se coordinaron para continuar haciendo expresiones que constituyan violencia política, y como no fue disminuida sino se hizo más visible y notoria, el OPLE le da la orden para que se abstenga de hablar de ella en ese contexto.
Además, según refiere, una vez que José Abella se entera y es notificado que la presidenta acudió al OPLE, adopta una conducta violenta y manifiesta que la presidenta “fue de chillona” a hacer valer un derecho como consecuencia de la violencia que sufre, y eso lo estudió el Organismo y resuelve en ese sentido. “Estas personas tienen un hostigamiento, tienen represalias, se aportaron las pruebas y el OPLE concluyó en ese sentido. Se dará seguimiento a las nuevas medidas cautelares y en consecuencia de las primeras medidas de apremio, que van desde un apercibimiento, hasta el uso de la fuerza pública y una multa”, explicó el abogado.
El jurídico comentó en entrevista, que se va a iniciar con esa etapa procesal porque ya van dos y no se han cumplido, de la última ya se tienen las evidencias que se van a aportar al OPLE, y del martes a la fecha se han detectado que las medidas cautelares no han sido cumplidas en su totalidad.
“Un primer objetivo es que el agresor deje de ser agresor, segundo objetivo es que el agresor se capacite, que se eduque, que utilice un lenguaje incluyente, no sexista y no discriminatorio porque esta persona como tiene dentro de su infraestructura dos medios de comunicación y que estos dejen de trasmitir ese lenguaje excluyente y que comete violencia política en relación de género; no es un tema nada más entre Leticia López Landero y los medios de comunicación, sino dar un impacto a diversos sectores de la sociedad”, comentó el área jurídica.
Las medidas de apremio que pueden continuar si no se acatan las recomendaciones, van desde un apercibimiento como retirar el contenido en un término de 24 horas, multa y el uso de la fuerza pública que se refieren a temas de arresto administrativo que puede ir por algunas horas, o bien, que se utilice la fuerza pública al manifestar oposición.
Recordó que también hay una denuncia en la Fiscalía porque la violencia política en razón de género también es un ilícito y aunque José Abella ya fue a presentarse, se reservó su derecho a declarar.

Frase:
“Las medidas cautelares nutren esa carpeta de investigación, como segundo objetivo es que los procesos se deben terminar, no deben quedarse con medidas cautelares o con una investigación penal. Los procesos van a continuar hasta llegar a una resolución, el OPLE puede pedir desde una indemnización para la víctima (la alcaldesa), en el asunto penal es la judíalización, es decir, que se acuda a un tribunal para iniciar un proceso penal por la violencia política en relación de género”
Coordinador jurídico del Ayuntamiento de Córdoba