Biestro y las fotografías

Acantilado

Israel Velázquez G.*

Sumario

¿A qué Biestro se le puede creer? ¿Al que se reúne con Pacheco Pensado? ¿Al que pide revisar la administración del patriarca de los Pacheco?

La fotografía está condenada a ser un acto fallido, a carecer, siempre, del hálito que sólo se encuentra en la vida misma. Sirve, en todo caso, para satisfacer la muy humana necesidad de dejar huella, rastros, girones de la existencia, de la presencia de un algo, de un alguien.

Publicar una fotografía que se supone íntima impone lo mismo reflexiones que interrogantes y cotilleos; su publicación pretende exhibir un poder que se mueve más en los márgenes de una debilidad no asumida por el personaje central, pero sí percibida por los voyeuristas.

A ellos, a los voyeuristas, se les genera la sensación de que están conociendo de algo relevante a lo que, ¡oh!, simples mortales, difícilmente tendrán acceso y cuya sola contemplación genera suspicacias.

Y es aquí, en el terreno de las suspicacias, donde se inscribe la fotografía en la que aparecen Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local; y Emilio Salgado Néstor, líder visible de Nueva Alianza; Arturo Hernández Davy, del Partido del Trabajo; y el poderoso empresario Javier Pacheco Pensado, hijo del exgobernador interino Guillermo Pacheco Pulido. ¿A quién de todos ellos le interesó la publicación de la fotografía?

¿A Biestro, necesitado de mostrar otro respaldo que no sea el del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta en su búsqueda de la candidatura a la alcaldía de Puebla?

¿A Javier Pacheco Pensado, que como empresario e hijo de un viejo y sagaz político sabe bien que no debe apostar todo a un solo caballo?

¿A Arturo Hernández Davy, ex hombre fuerte de Mario Marín Torres, que esta vez juega con el PT, partido al que se afilió en septiembre de este año?

¿A Emilio Salgado Néstor, quizá el más débil de los que aparecen en esa fotografía que comenzó a circular el viernes pasado?

¿Acaso es el gobernador de Puebla el principal interesado en que se vea el apoyo que tiene su delfín?, ¿suya es la señal de que se puede gobernar con empresarios que apoyaron la transición del interinato a su propio gobierno?

¿Cuál es la señal que mandan Biestro y Pacheco Pensado, luego de que la bancada de Morena en el Congreso local ha insistido en que se investigue y castigue al exgobernador Pacheco Pulido y a sus excolaboradores por el cúmulo de irregularidades en el uso de recursos públicos?

¿A qué Biestro se le puede creer? ¿Al Biestro que se reúne con Pacheco Pensado? ¿Al Biestro que pide revisar el ejercicio del patriarca Pacheco Pulido?

¿O están simulando?

Una única conclusión puede surgir de esa fotografía: se mantiene la relación entre Biestro y la familia Pacheco…, vaya usted a saber bajo qué condiciones. Está pendiente saber quién de los ahí reunidos necesitaba autoafirmarse en público.

AL MARGEN

Enero 17: el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta dijo en Tecamachalco que apoyaría a Fernando Manzanilla Prieto en caso de que decidiera aspirar a la alcaldía de Puebla en 2021. “Él seguramente buscará ser candidato en la 4T, no creo que busque ser candidato de otro partido. No lo creo, no lo veo,” dijo.

Noviembre 29: Fernando Manzanilla es uno de los perfiles considerados por el PES, partido al que pertenece, para encabezar la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, afirmó Francisco Ramos Montaño, dirigente estatal del Partido Encuentro Solidario.

Tips: @IsraelV_mx e [email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz