Desatienden por covid a pacientes con VIH

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Hasta mediados de noviembre en Veracruz sumaban 997 nuevos casos de VIH, cuando en la misma fecha del 2018 llegaba a los mil 880 casos.
Pero esta reducción no significa que los casos vayan bajando, sino que la Secretaría de Salud no está haciendo pruebas rápidas de detección, lo que provocará un aumento en la mortalidad.
La coordinadora del Grupo Multisectorial VIH/SIDA e ITS, Patricia Ponce Jiménez, dijo que no hay claridad es las cifras reales y la epidemia de Covid-19 ha afectado a las personas con el virus de manera grave porque coloca a las personas en una situación de mayor vulnerabilidad porque no hay seguimiento mensual, no hay citas médicas, no se le están haciendo estudios laboratoriales, y no se sabe cómo está su carga viral y eso es muy peligroso porque no saben si el tratamiento les está funcionando o si tiene que haber un cambio de medicamento.
“No hay campañas de prevención, no hay pruebas de detección, desabasto de condones y eso va a impactar en el crecimiento terrible porque va a aumentar la mortalidad. Se está atendiendo una epidemia y dejando de un lado a la otra donde la gente es muy vulnerable; y parte del presupuesto de Salud destinado a las personas con VIH fue para el Covid”, comentó Patricia Ponce.

Veracruz, en el top
También dijo en entrevista que Veracruz sigue en los primeros, segundos y terceros lugares de casos acumulados del virus, de mortalidad, así como en el primer lugar de trinomio de tuberculosis y VIH, así como en nacimientos de niños y niñas con VIH, y eso habla que no se avanza en términos de políticas públicas que logren enfrentar la epidemia.
Además, los pacientes no están recibiendo hospitalización, no hay cirugía porque una persona que necesita una emergencia no tienen a dónde ir porque los hospitales a donde iban ya son para atención Covid, y eso va sumando puntos para deteriorar su salud porque además no hay seguimiento.
También informó que las embarazadas con VIH están pariendo en casa porque en los hospitales no pueden y para pagar uno privado no cuentan con recursos, además que ha sido por la vía natural y no por cesárea, como debe ser y eso está aumentando la muerte materna.

En cuanto a las zonas más vulnerables y que son atendidos en los Capasits, hay reportes en donde se les está entregando el tratamiento cada tres meses y aunque relativamente se está cumpliendo, hay comunidades rurales e indígenas en donde no se planifica la entrega, y desde marzo no han acudido por su medicamento porque están a ocho horas de su centro de atención más cercano, como pasa de San Andrés a Coatzacoalcos, que deben viajar ocho horas en autobús, eso sin contar el gasto económico.
Por eso, Patricia Ponce dijo se trata de acercar los medicamentos hasta los puntos donde la gente pueda acceder a ellos como a las jurisdicciones sanitarias, eso sin contar que no ha dejado de haber desabasto en toda la pandemia y constantemente reciben quejas de personas que desde hace dos meses no están tomando el medicamento.