Prevén 60% más consumo de alcohol

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba
Miembros de la Central Mexicana de Servicios Generales deAlcohólicosAnónimos señalaron que el desempleo, la pobreza y el confinamiento son las causas que motiven a las personas a refugiarse en elalcohol en esta Navidad, pudiendo incrementar su consumo en hasta 60 por ciento.
Hace unos días se recordó la “11a Semana del EnfermoAlcohólicoEncamado”, en la que los militantes de esta asociación se limitaron a enviar paquetes de literatura para quienes enfrentan esta enfermedad y están hospitalizados. La emergencia sanitaria restringió la visita deAlcohólicosAnónimos a los nosocomios.
“Sergio”, uno de los miembros de la Central Mexicana de AA en Córdoba, mencionó que al mes reciben de parte de los hospitales de 10 a 11 “fichas de contactación” por mes, que son los ingresos de enfermos por alguna complicación de sualcoholismo, la cual regularmente es por cirrosis.
Además, los miembros señalaron que se avecina una etapa complicada para quienes ya sufren esta enfermedad o están ingresando en las adicciones debido no sólo a las fiestas decembrinas, sino por los factores económicos y sociales que ha dejado la emergencia sanitaria.
“La gravedad del asunto tiene que ver con lo económico, si tomas un licor de buena calidad te vas a enfermar pero no tanto, pero como no hay muchos recursos, no tienes dinero o el salario es muy pobre, entonces tienes que rebajar la calidad para poder comprar, sea aguardiente u otras que solo acaban con el hígado”, externó “Ricardo”, otro los integrantes de la Central Mexicana de AA.
Dijo que no sólo se podría elevar en un 60 por ciento elalcoholismosino que además se eleva el riesgo de consumir alcoholes de baja calidad que destruyen el organismo o secuelas irreversibles, esto sumado a la desintegración familiar y en espacios públicos donde elalcoholismotambién es causa de accidentes de tránsito.
Recordaron que detrás del consumo excesivo dealcoholy de otras drogas se esconde una historia de maltrato infantil o de situaciones crueldad, por lo que jóvenes y adultos encuentran en la embriaguez una salida para evadir su realidad.
“¿Qué me hace beber o por qué bebo o me drogo? Esa es la pregunta que dejaríamos sembrada a la sociedad para que haga una retrospectiva de si mismo y empiece su mente a trabajar”, concluyó “Ricardo”.
Por otra parte, luego de que en el Congreso de Veracruz presentó hace una semana la iniciativa con la que la edad mínima para la venta de bebidasalcohólicaspasaría de 18 a 21 años, los militantes de AA consideraron que es positiva la medida, sin embargo, aún falta por generar una cultura desde los hogares de la restricción de consumo dealcohol.