Abatirá precios el excedente de azúcar

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Elpreciodelazúcaren México mantendrá suprecioen los ingenios, señaló el director de Procazúcar, Federico López Medel, sin embargo esto podría mantener la tendencia a la alza de otros productos que requierenazúcarcomo los refrescos, confitería y otros que utilizanazúcary sustitutos.
El ciclo 2019/2020, de octubre de 2019 a septiembre 2020, fue de muy baja producción, razón por la cual no hayazúcarpara exportar sino sólo se ha reportado los excedentes, explicó el ingeniero Federico López Medel.
Y es que según el especialista, debido a la crisis económica aunado a la baja producción, lospreciosdomésticos del estándar y el refinado son elevados, por lo que losprecioscaerán sensiblemente conforme inicien zafra los ingenios, a partir de este noviembre hasta febrero del 2021.
Indicó que se estima que se producirán 902 mil toneladas más que el ciclo pasado, “por el excedente, lospreciosse abatirán”.
Mencionó que elazúcaren México, mantendrá suprecioa los ingenios, sin embargo lo que merma son las exportaciones y con consecuencias en algunos productos que contienen este ingrediente.
“Los refrescos, confitería, galletas y otros que utilizanazúcary sustitutos, siempre suben. Si se exporta mucho, los productores de caña salen afectados”.

PUEDE SER SIDE
Golpea el etiquetado
Con el nuevo etiquetado, la industria agroalimentaria buscará sustituir elazúcarde caña, lo que reducirá el consumo nacional y aumentará la exportación a un mercado internacional de excedentes castigado enprecios, dijo la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (Cniaa).
Méxicoproduce 6 millones de toneladas deazúcarde caña cada año, de las cuales 4 millones son para consumo nacional y el resto se exporta.
De impulsarse el uso de edulcorantes no calóricos, se perdería 50 por ciento del consumo nacional deazúcar, cuya proporción se invertirá con la de la exportación, por lo que se habrá de exportar de 60 a 70 por ciento de la producción al mercado internacional, con el impacto que implique en los ingenios azucareros y el porcentaje del precio de venta que recibe el cañero, que ahora es de 57 por ciento.