Los años maravillosos

Y sin embargo…

Los años
maravillosos

J. Antonio Marín
@jantoniomarin

En los años setenta, cuando el futbol argentino se preparaba para consagrarse, crecer y desarrollar su juego en la liga pampera era complejo. Diego, con 17 años, comenzaría desde el Argentino Juniors a imponer su personalidad y calidad.
Los dos goles que le marcó a Inglaterra, la insurrección del Napoli, o las polémicas dentro y fuera de la cancha de Diego, las conocen todos. Hay quienes se quedan especialmente con el Mundial de 1986, porque ahí el Barrilete celestial se sentó al lado de los más grandes del juego.
Particularmente me quedó con otra parte de su historia. La primera, y de la que hay pocas imágenes de video y muchos recortes de diarios, y en la que cuentan, se vio al Diego más feliz de la vida.
Cuenta la historia que el primer balón que tocó Diego como profesional lo convirtió en un caño -túnel- a Cabrera en 1976. El inicio del periodo Maradoniano con menos rastro de imagen, pero el más fresco para los viejos seguidores argentinos.
Un niño con cara de adolescente tocaba las puertas de la gloria, y por las noches dormía en uno de los barrios más maltratados de Argentina. Era el comienzo del ascenso del que algunos llaman el ‘Dios del futbol’.
Francis Cornejo, entrenador de la cantera de los Bichos Colorados, fue de los primeros en quedar encantado con el talento de Diego. “Diego es de otro planeta”, ha repetido una y otra ocasión.
Fue Cornejo quien visitó a los padres de Maradona para conversarle que debía fichar por Argentinos. El resto es historia.
Con El Bicho de La Paternal, Diego marcó en 116 ocasiones, pero en ninguna resultó campeón de liga. Eso cambió en La Bombenera, cuando el mundo por fin comenzó a darle seguimiento puntual al que fuera la promesa argentina.
El resto lo conocen todos. Diego cambió un montón de veces de camiseta, de aspecto y carácter, pasaron grandes cosas entorno a su figura. Un futbolista leyenda, que debió ser más aún grande y que seguro no fue ejemplo en todo, pero que marcó una etapa.