Da Inmujer ayuda a empleadas municipales

rbt

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Al menos diez empleadas del Ayuntamiento de Orizaba que han sufrido algún tipo de violencia han solicitado ayuda al Instituto Municipal de la Mujer, donde se le ha dado la asesoría y acompañamiento en sus casos.

Lo anterior fue dado a conocer por la regidora Ana Teresa Herrera Aguilar, quien tiene la comisión de igualdad de género; detalló que la violencia de género es real y palpable, y cada vez más mujeres se están atreviendo a denunciarla y a pedir ayuda.

Explicó que estas empleadas del municipio creyeron necesario pedir ayuda, ya que algunas fueron víctimas de violencia en su hogar, con su pareja y también en el ámbito laboral.

Indicó que el Inmujer les ha apoyado hasta donde es el ámbito de su competencia, sin embargo sí se le ha dado en apoyo porque ellas lo han solicitado.

Lo anterior en relación a las recientes declaraciones de la regidora Rocío Sosa, quien aseguró que en su caso, donde es víctima de violencia por parte de funcionario municipal, el Inmujer no le había dado el apoyo y acompañamiento.

Por lo que la edil cuestionó el papel que desempeña esta institución e incluso pidió una investigación sobre su funcionamiento.

Al respecto, Herrera Aguilar destacó que la regidora en ningún momento se acercó a solicitar el apoyo del Inmujer, el cual se le hubiera dado sin objeción alguna.

Explicó particularmente cuando se enteró de la situación de la regidora Rocío Sosa, ella le externó su apoyo y solidaridad, y al mismo tiempo le externó su admiración por su valentía al denunciar esta situación.

“Nuestro Instituto Municipal de la Mujer no solo apoyaría a la regidora sino también a cualquier ciudadana y ciudadano que se acerquen. Al interior del Ayuntamiento también se han apoyado a compañeras que han sufrido violencia en la misma área de trabajo, se les ha apoyado a las compañeras, y se les ha apoyado también a quienes desde su casa han sufrido violencia”, comentó.

Indicó que cuando la regidora Rocío Sosa sufrió la violencia por parte del funcionario municipal, en ese momento no solicitó el apoyo del Inmujer. Sin embargo, ahora que esta situación se volvió pública, la regidora Ana Tere Herrera Aguilar se acercó a la titular del instituto para ver cómo se le podría apoyar a su compañera.

Sin embargo, como la regidora Rocío Sosa que había acudido a denunciar esta violencia política a la fiscalía, el Inmujer ya no podía dar este acompañamiento pues ella ya lo había hecho sola. Sin embargo, y si así lo desea la regidora, se le puede proporcionar apoyo psicológico e incluso legal; también se le puede dar seguimiento al caso y llevarlo al ámbito estatal, o en su caso buscar otro tipo de ayuda.

Por lo que exhortó a la regidora, y a cualquier mujer e incluso hombre, que sea víctima de violencia que se acerque al instituto para poder darle la ayuda que necesita en todo este proceso.