Demócratas y republicanos

Hands writing on old typewriter over wooden table background

LA VOZ EN CORTO

POR: OCTAVIO RODRÍGUEZ PASQUEL BRAVO

A: Héctor E. Ortega Castillo

Héctor: con el afecto de siempre y con la admiración que me merece tu gran memoria y tus grandes cualidades como historiador y en la imposibilidad de que me contestes el teléfono, tal vez porque el trabajo te abruma, por este medio te quiero hacer algunas precisiones sobre tu artículo “El Mito del Buen Demócrata”, que es como quererle enseñar catecismo al Padre Ripalda.

Como bien sabes en su política interna los gringos tienen disputas pero para ellos nosotros no somos tan importantes, únicamente voltean a vernos si podemos afectar sus intereses.

Me refiero a expresidentes para subrayar situaciones en las que estas siendo injusto o yo tengo otros datos, como López Obrador, tal vez porque algunos de los acontecimientos los viví leyendo el Diario Excelsior en la ya mi lejanísima juventud.

EL DEMÓCRATA FRANKLIN D. ROOSEVELT

El único Presidente elegido para 4 períodos,  1932, 1936, 1940 y 1944 en este último no cumplió su mandato y murió trabajando en su escritorio en 1945, habiendo sido el gran baluarte en la 2ª. Guerra Mundial para detener al eje que formaban Alemania, Italia y Japón liderados por Hitler, Mussolini e Hirohito respectivamente.

Los extremistas de derecha en EE.UU. siguen pensando que fue el Presidente más socialista que han tenido en su historia, lo aborrecen igual que aman a su pariente lejano Theodore Roosevelt Presidente republicano que fue el impulsor de la doctrina del Gran Garrote (Big Stick), progresista de grandes cambios inclusive ambientales, pero para el exterior ejerció su doctrina que con suaves palabras y un Gran Garrote trató a Latinoamérica principalmente con Cuba, Colombia y Panamá fue implacable,  increíblemente fue premiado con el Nobel de la Paz por haber negociado el fin de la Guerra Ruso-Japonesa.

Volviendo a Franklin D. Roosevelt que refaccionó a los aliados en la ya mencionada 2ª. Guerra Mundial, principalmente a Inglaterra y la URSS, por lo que se le considera que ayudando a Stalin engrandeció el comunismo.

Por lo que se refiere a nuestro país fue el iniciador de la migración mexicana para suplir a los soldados que iban a la guerra, se les empezó a llamar braceros y el General Lázaro Cárdenas tuvo su permiso para llevar a cabo la expropiación petrolera, porque por muy aliados que fueran sus dueños los ingleses de la Compañía “El Águila”, prefirió tener el petróleo más a la mano en México. Podemos pensar que es el Presidente de EE.UU. que más nos ha favorecido.

JOHN F. KENNEDY

Que tenía la particularidad de ser católico, apostólico y romano, como ahora lo es Biden y que en nuestro pueblo despertó gran simpatía.

Efectivamente como apuntas fue el impulsor de la fallida invasión a Bahía de Cochinos en Cuba, pero en lo que no estoy de acuerdo es que la crisis de los misiles él la haya provocado pues fue Krushev el mandatario ruso que estaba instalando misiles nucleares en Cuba apuntando directamente hacia las costas de Florida, considerando que de Kennedy no tendría respuesta, éste en el ajedrez político en un acto de valor entre muchos que tuvo, al ordenar a la armada detener cualquier navío en dirección a Cuba, los barcos rusos dieron vuelta y se acabó la amenaza, otro momento cuando la URSS en plena guerra fría, trató de tomar Berlín Occidental proclamó en el muro que era un Berlinés más y como hacía en ese rejuego político la URSS dio marcha atrás.

Fueron momentos gloriosos de un gran Presidente

HARRY S. TRUMAN

Demócrata que dio la terrible orden de bombardear Hiroshima y Nagasaki, con el saldo de cientos de miles de civiles muertos con el argumento de que fue un mal menor porque dio fin a la guerra mundial en que hubiera habido otros millones de muertos más, prefirió el mal menor al mal mayor, como está sucediendo salvando las enormes distancias en nuestro país con la explicación que nos dio.

LÓPEZ OBRADOR

Diciendo que deliberadamente ordenó abrieran las compuertas de la Presa Peñitas para tener cerca del millón de damnificados en las congregaciones de pobres a que se hubiera inundado, hipotéticamente, Villahermosa.

La diferencia en los dos casos es que el ostentador del poder de lanzar las bombas a Japón fue contra su enemigo en guerra y en nuestro caso el mal menor fue perjudicando, únicamente, a sus paisanos menos favorecidos.

[email protected]