Adeuda Veracruz 41.191 millones: Sefiplan

Agencia AVC

El saldo de la deuda pública de Veracruz a septiembre del 2020 asciende a 41 mil 191 millones, informó durante su comparecencia el Secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco.

En la ronda de preguntas y respuestas, dijo que con la reestructuración que aplicó este gobierno el monto de los pasivos pasó de diciembre del 2018 de 44 mil 354 millones, en 2018, a 41 mil 191 millones, generando una reducción de 3 mil millones.

Lima Franco, reconoció que como parte de la reestructuración generó el registro de más créditos, incorporados al Registro Único de la Secretaría de Hacienda, pues se dividió en más préstamos los pasivos, con menos tasas de intereses.

“Pues sí, hubo más registros y aunque pudiera parecer que el estado se endeudó más, sin embargo estos registros de refinanciamiento, fue los nuevos créditos que prepagaron los anteriores; es decir, lo que hicimos con la reestructuración fue cambiar las tasas que traíamos y amortiguar la curva de amortización, los pagos de capital, esa reestructuración fue tener mejores créditos con mejores condiciones financieras, se paga menos servicio de deuda”.

Explicó que por cada décima en la tasa de la deuda a la baja, significa que el estado deja de pagar 110 mil pesos de interés diarios, “de ahí la importancia de bajar la sobrestasa y hacer la reestructuración”.

“No aumentamos la deuda, es que se cancelaron los créditos anteriores, si ese hizo mucho ruido con esas notas y no se mencionaba el saldo (…) sirvió para redirigir recursos para el sistema de salud para atender el COVID”.

Prestamos de fin de año

Lima Franco, justificó la contratación de un nuevo pasivo para el fin de año, dijo que se atribuye al déficit presupuestal y el flujo de efectivo, pues el dinero se entrega en plazos que no coinciden con el pago de quincenas.

El otro problema, es el déficit es el estructural producto de las abultadas prestaciones a sindicatos de maestros; explicó que aunque el Gobierno Federal apoya al estado con recursos de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto (FONE), las prestaciones como bonos, aguinaldos, despensas, y canastas navideñas corren a cargo del estado.

“Hay hasta estas negociaciones dobles, triples y cuádruples, en el pasado se les daba estas prestaciones tremendas que se fueron abultando el déficit estructural”

En el caso del Sistema de Pensiones del Estado, cuyos ingresos no alcanzan y cada año se le destina como subsidio 3 mil 300 millones de pesos.

Señaló que el tema del Instituto de Pensiones del Estado es uno de los problemas estructurales que tiene el estado y admitió que es un tema álgido e impopular por lo que se tiene que revisar la edad y las cuotas de los trabajadores, lo que se tiene que discutir para darle viabilidad financiera a la entidad, por lo que pidió a los legisladores, apoyar en una posible reforma.

Por segundo año consecutivo, advirtió que el tema del IPE es sensible, político y con costos de impopularidad para los gobiernos, por lo que pidió a los diputados pensar en un mecanismo que reforme la estructura del organismo.