Cae la venta de ropa y accesorios

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- La propagación del coronavirus en diferentes municipios de la región y el país provocó una inestabilidad económica, y comerciantes tianguistas reportan una baja en la venta de productos como ropa y accesorios, dejándolos ante la difícil decisión de dejar de vender, o esperar a que en diciembre, puedan tener un repunte.

Comerciantes del tianguis que se instalan en calles de Río Blanco y Ciudad Mendoza, reconocen que desde el mes de marzo se empezaron a desplomar más ventas, y luego su situación se agravó, pues al expender productos no “básicos”, les limitaron vender por varios meses e instalarse en las calles para evitar la propagación del coronavirus.

Juana Palestino Andrade, representante de la CNOP y de comerciantes tianguistas, reconoció que en el caso de la ropa y los accesorios, la gente le piensa dos veces más comprarlos o no, pues la situación económica de la mayoría de las familias no es segura, y por ende se enfocan más en la adquisición de alimentos y de más artículos de primera necesidad, aseguraron.

“Esperamos nos hagan el gasto, ya que durante todo el año nos hemos visto afectados por la contingencia, y las ventas nos han bajado demasiado y en cuanto a la ropa está completamente muy bajo”, afirmó.

Son cuatro organizaciones, y en su caso cuenta con 48 comerciantes, entre los cuáles existen comerciantes que se dedican a la venta de cosméticos, ropa de toda clase desde deportiva, casual e informal como la mezclilla, bisutería, accesorios para el cabello y demás.

Incluso los comerciantes han llegado a verse obligados a tener que decidir en vender o cambiar de giro para poder vender en los días de tianguis, pues las ventas son tan bajas, que los números no les resultan.

La gente está cambiando sus gastos para centrarse en las cosas que realmente necesitan y recortando sus presupuestos en bienes poco esenciales, aseguraron.

Sin embargo, esperan que en diciembre la situación económica mejore, pero si el confinamiento sigue activo a lo largo del mes que viene, el gasto en ropa podría seguir disminuyendo.