Se asfixia niño con moneda

Kar García

Diario El Mundo

Ixtaczoquitlán.- Un niño de 10 años de edad falleció asfixiado en su domicilio ubicado en las inmediaciones de la congregación de Capoluca, en el municipio de Ixtaczoquitlán.

Los trágicos hechos sucedieron cuando accidentalmente el menor se tragó una moneda, durante la noche del pasado jueves cuando jugaba con sus amigos en su vivienda. En un descuido, el niño se metió a la boca una moneda de 10 pesos, la cual se le atoró en la garganta y le provocó la muerte.

Paramédicos de Protección Civil Municipal arribaron al sitio para tratar de auxiliar al menor, pero desafortunadamente sólo confirmaron el fallecimiento del pequeño.

Autoridades policiacas acordonaron el lugar del fallecimiento esperando al personal la Fiscalía, así como a los peritos criminalistas para implementar las diligencias correspondientes y ordenar el levantamiento del cadáver.

El cuerpo del menor fue llevado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Orizaba, para realizarle la necrocirugía de ley y determinar las causas de la muerte.

Elementos de la Policía Ministerial Acreditable (PMA) acudieron al lugar para iniciar las averiguaciones que integrarán la carpeta de investigación, sobre la muerte del niño.

 

Menor

10 Años tenía el niño que murió asfixiado.

 

¿Qué hacer?

Sin oxígeno, puede presentarse daño cerebral en tan sólo 4 a 6 minutos. La administración rápida de primeros auxilios para la asfixia puede salvar una vida:

II Si la persona tose con fuerza y habla, deje que siga hasta que desaloje el objeto.

II Si no puede hablar, aplique empujones abdominales, golpes en la espalda o ambos.

II Párese detrás de la persona y rodéela con los brazos por la cintura. Para un niño,

es posible que deba hincarse.

II Forme un puño con una mano, coloque el puño por el lado del pulgar justo encima del ombligo de la persona, bien por debajo del esternón.

II Agarre el puño firmemente con la otra mano, realice una compresión rápida hacia arriba y hacia adentro con el puño.

II Para los golpes de espalda, párese detrás de la persona, rodéela con un brazo e inclínela hacia adelante hasta que el pecho quede paralelo al suelo. Use la palma de su otra mano para dar un golpe firme entre los omóplatos de la persona