Las almas de la fiesta y otros cuentos de Día de Muertos

Marilú López Baca
Columnista invitada

¿Qué tienen en común Nico y Bazú, Hilario, Perla y sus hijas; Rodrigo y su mamá Delfina, Elena y su abuelo Flavio, así como Doña Nieves y su nieta Lucía?
Todos ellos son los maravillosos personajes de cinco cuentos propios de esta temporada que se encuentran en un hermoso libro titulado: “Las almas de la fiesta y otros cuentos de Día de Muertos”, de la escritora Judy Goldman, publicado por Ediciones Castillo.
Cada cuento va teniendo un ritmo propio y una secuencia particular. En “Nico y Bazú”, encontramos a un agricultor que vende flores de cempasúchil en el mercado y quien una fría mañana encontrará a un perro cachorro y lo llevará a su casa. Su esposa no está muy de acuerdo en que se quede en casa porque su hijo Nico es pequeño y teme que pueda pasarle las pulgas. Sin embargo, el cachorro irá creciendo en ese hogar hasta envejecer, situación de vida a la que Nico tendrá que enfrentarse.
La historia de Hilario, Perla y sus hijas se titula “Azúcar blanca” y nos hablará de una familia de alfareros que cada año participan en la Feria del Alfeñique en los portales de Toluca. Para ello, la familia prepara en grandes cazuelas de cobre litros y litros de azúcar para, posteriormente, moldear las calaveras propias de Todo Santos. Rubí, la pequeña hija de Hilario y Perla, quiere participar también en esta tarea que realizan sus padres, pero ellos no están muy convencidos de que esté lista para hacerlo. ¿Podrá Rubí hacer su propia calavera de dulce?
“Las almas de la fiesta”, el cuento que da origen al título de este libro nos hablará de Rodrigo, un niño que acude con su madre al panteón para arreglar las tumbas en los días previos a la celebración del Día de Muertos. Rodrigo está muy triste porque no han tenido noticias de su papá, quien tuvo que emigrar. Su amigo Pedro le ha dicho que seguramente su papá está muerto y esto ha molestado al niño. Pero también Pedro le ha contado una historia sobre la presencia de los difuntos ahí en Ocotepec, quienes, según la abuela de Pedro, durante la fiesta de Dia de Muertos permanecen por espacio de una semana. Rodrigo pretende investigar si esto es cierto y, sobre todo, si entre esas almas se encuentra la de su papá.
En “Detrás de la máscara”, ahora es Elena y su abuelo Flavio quienes asisten al panteón para arreglar las tumbas de sus familiares. Será ahí donde Elena conocerá a Ildo, un niño de ocho años disfrazado de vaquero y con una máscara. Elena y el niño se harán amigos, y ella descubrirá que él es alguien especial.
El cuento de “Doña Nieves” y su nieta Lucía es la entrañable historia de una abuela y su nieta. La pequeña había crecido con las historias que le contaba su abuela, ahí en su mecedora. Lo que sucederá después, se los dejo a todos los lectores.
“El alma de la fiesta y otros cuentos de Día de Muertos” es un bello libro, ilustrado por Ismael Barrón, que nos hará identificarnos con sus personajes y sus historias, sencillas y cotidianas, en donde se destaca esta hermosa tradición de honrar a nuestros fieles difuntos, recordarles y colocar una ofrenda en su nombre.
Por si fuera poco, antes de iniciar cada uno de los cuentos, la escritora nos deja una pequeña semblanza alusiva a una parte de esta celebración. Así, podremos disfrutar de la historia de la flor de cempasúchil, la llegada del azúcar a México, el significado de la ofrenda de Ocotepec, Morelos, así como la celebración de la fiesta del Xantolo en Tempoal, Veracruz.
Es un hermoso libro que vale la pena adquirir.