Sube flor hasta 150% y provoca pérdidas

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Comerciantes de flor ven cómo se agudiza su crisis económica. Tras las pérdidas que registraron en el Día de Muertos por no haber desplazado su producto, prevén que para este cierre del año haya mayores dificultades, ya que en el transcurso de la pandemia se encareció la flor en más de un 150%, lo que representa una significativa pérdida en sus ventas.
Sin recursos por los pocos ingresos y encima de ello el cierre de los panteones que les quitó la oportunidad para reponerse de la crisis económica, al menos los vendedores de flores del mercado La Isla ven una situación critica, en la cual se han visto obligados a tirar la flor marchita ya que simplemente no se vende.
Surtiéndose de flor de los estados de Puebla, México y Orizaba, los 17 comerciantes de este mercado refirieron que para abastecerse antes sólo tenían que invertir de mil a mil 500 pesos, sin embargo, entre el aumento del precio del producto, los gastos de traslado, ahora tienen que desembolsar al menos 4 mil pesos.
Y es que además deben de desplazar la flor rápidamente, ya que su vida promedio es de máximo cinco días y después sólo es deshecho que se tira, “tenemos que aceptar a como vengan las cosas y como vaya apretando esto”, dijo una locataria.
Y ante las peregrinaciones y fiestas decembrinas no esperan un repunte, sino todo lo contrario, un escenario desolador por lo que sólo buscaran sobrellevar la crisis.
Del mismo modo en el mercado Revolución, las florerías solo mantuvieron sus productores usuales a excepción de la flor de muerto, que se vendió en pequeñas cantidades.