Ofrendan su amor y trabajo

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

En el rancho “Atecomil”, ubicado en Tepetitlanapa, la familia Amayo González guarda en su hogar una de las ofrendas más grandes de la región, la cual es preparada con mucho amor y dedicación.

Desde el mes de mayo inician los preparativos con la siembra de la flor de cempasúchil, la cual será usada para llenar el arco de su altar y con los pétalos marcar el camino de sus fieles difuntos.

Una de las particularidades del altar de la familia Amayo González, es que todos los elementos de su altar son cosecha propia que se da en su rancho, lo único que ellos compran son las veladoras, el alcohol y los dulces para sus difuntos.

De ahí en fuera, todo lo que se encuentra en su ofrenda, son cosas que la misma familia produce en su hogar, incluso señalan que anteriormente las velas también se hacían en este lugar.

Para la señora Teresa Tzanahua Melchor, celebrar el día de muertos es una de las fiestas más importantes que tienen en su hogar, pues esperan con mucho amor a todos sus familiares.

Una de las particularidades de su ofrenda, además de ser muy grande, es que cada vela que se prende, es en honor a una persona fallecida, por esto es que en toda su mesa hay una gran cantidad de veladoras.

Además de esto, detrás de su altar de Día de Muertos, se encuentra un altar en color azul, que en cuatro nichos guarda figuras religiosas que para la familia  Amayo González, son sumamente importantes.

La familia admite que transmitir sus costumbres y tradiciones a las nuevas generaciones es vital, pues su altar ha pasado de generación en generación, agregando más fotos de las personas que han partido.

La abuelita Teresa González Ibáñez, pese a tener 90 años, es una de las más emocionadas por esta celebración, pues ella quien siembra la flor de cempasúchil para recibir a sus muertos.

Además de esto, durante todo el año se dedica a la crianza de sus animales, y la cosecha de café, elotes, frutas y verduras, pues a ella así le enseñaron sus padres a prepararse para celebrar el Día de Muertos en Tepetitlanapa.