El Chalet es Patrimonio Arquitectónico de Tehuacán

Foto tomada del muro de Juan Manuel Gámez Andrade.

Juan Manuel Gámez Andrade*

Desde hace más de una centuria la añeja y hermosa casona conocida como El Chalet, ubicada sobre la calle López Rayón, a un costado del palacio municipal, ha sido admirada por propios y extraños.

Mucha historia tiene sin duda este inmueble, ya que además de haber sido construida como casa habitación para una de las familias de mayor raigambre en Tehuacán, también fue ocupada como cuartel militar, en la época de la Revolución; después, durante una breve etapa, como hotel; y en la época contemporánea llegó a albergar oficinas públicas y hasta una discoteca y restaurante. Los propietarios originales fueron don Alberto Díaz Ceballos Esperón y doña Ángela Rocamora García.

Su construcción fue obra del ingeniero Ezequiel Cacho, orgullosamente tehuacanero, consta de un solo piso, su entrada principal está frente al parque Juárez con salida por la calle 3 Sur; en un principio contaba con cochera, caballeriza, granero, cuartos para criados, lechería y bodega; además de un vestíbulo, sala, despacho, sala de confianza, biblioteca, nueve recámaras, estudio, despensa, comedor, cocina, baño, tocador, cuatro cuartos de toilette y lechería.

Al paso de los años El Chalet se convirtió en el edificio más antiguo y más apreciado por los tehuacaneros, ya que conservaba en gran medida los elementos de su construcción original.

Pero hace unos días El Chalet fue víctima de un atentado, ya que mediante argucias legaloides se consiguió un permiso de construcción que alteraría su fisonomía al pretender edificar un cajero automático en su interior, sin importar que el Instituto del Patrimonio Artístico, Antropológico, Histórico y Arquitectónico del Estado de Puebla lo tiene considerado dentro de su Catálogo Estatal como Patrimonio Cultural, avalado por la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos y del propio INAH.

Afortunadamente se suspendió esta absurda obra, gracias a la decida reacción de muchos tehuacaneros, quienes evocando lo ocurrido al legendario y famoso Puerto de Barcelona, consiguieron salvaguardar uno de los pocos edificios que dignifican y engalanan nuestro Centro Histórico.

El Chalet es patrimonio arquitectónico, cultural e histórico de Tehuacán.

*Cronista de la Ciudad