Vigilarán iglesias en Todos Santos

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Del 31 de octubre al 3 de noviembre, los gobiernos municipales deberán aplicar medidas temporales y de inmediata aplicación para regular la movilidad y actividades al interior y exterior de los panteones por decreto de Gobierno del Estado; el caso de Córdoba estarán cerrados los cementerios para evitar contagios por Covid-19 y se supervisará el aforo en iglesias.
Debido a que en semáforo naranja permite a las iglesias un aforo de hasta el 25 por ciento de su capacidad, se supervisará en las celebraciones de Día de Muertos y Todos Santos que no se sobrepase lo permitido.
También el Jefe de la Unidad de Salud Israel Lara Gutiérrez, dijo que se buscará un acercamiento con autoridades eclesiásticas para establecer una mesa de trabajo a fin de analizar mecanismos a aplicar ante la proximidad de las fiestas guadalupanas.
La coordinación de la Unidad Municipal de Protección Civil informó que se hará un operativo para evitar que haya vendedores ambulantes alrededor de los cementerios en próximos días, pues se busca evitar aglomeraciones para evitar la propagación del virus, ya que Córdoba aún se encuentra en semáforo naranja (riesgo alto).
Debido a que solo se permitirá el ingreso de personas que acudan a sepultar a sus seres queridos, los cuales podrán acceder con 10 acompañantes, de ahí las visitas a las criptas continuarán suspendidas.
A través de la Gaceta Oficial del 26 de octubre de 2020 refiere que por el virus SARS CoV2 (Covid-19) y por la emergencia sanitaria que se atraviesa en el estado, por eso se emitieron las siguientes recomendaciones:
Primero, que las las autoridades municipales o administrativas de panteones civiles, públicos y privados, tienen la atribución de abrir o no el panteón para el acceso público, de acuerdo a la semaforización que para ese municipio dictamine el Comité Técnico. “En caso de permitir el acceso, el ingreso y el control del aforo deberá atender a las recomendaciones sanitarias del semáforo municipal Covid-19”, refiere el decreto.
También deberán restringir en los municipios que estén en semáforo amarillo o verde o que permanezcan abiertos esos días, el consumo y venta de alimentos al interior y exterior de los panteones. “Se podrá permitir la venta de flores observando la sana distancia. El acceso deberá ser solo para adultos, sin permitir la entrada a niños o adultos mayores; el ingreso por familia será solo de dos personas; y cerrar los panteones a las seis de la tarde”, según señala.
El decreto estatal indica que para quienes decidan permitir el ingreso, también deberá existir vigilancia en los panteones para regular las aglomeraciones al interior de los mismos. Los Ayuntamientos no deberán permitir el ambulantaje en las inmediaciones de los panteones; así como que solo haya una entrada y una salida en cada panteón; y procurar el uso de gel antibacterial al acceso, el uso de cubrebocas al interior del panteón, así como observar la sana distancia.
“Se exhorta a las Presidentas y Presidentes municipales, así como autoridades municipales o administrativas de panteones civiles, públicos y privados en todo el territorio del Estado de Veracruz, para que coadyuven en las acciones que se lleven a cabo con la finalidad de dar cumplimiento al presente Decreto; esto, en coordinación con las autoridades municipales competentes, tránsito, policía y protección civil estatales, con el apoyo de las fuerzas coordinadas, del sábado 31 de octubre al martes 03 de noviembre de 2020”, se lee en la Gaceta Publicada ayer.
Cabe recordar que en las próximas dos semanas, de los 28 municipios de la región de Córdoba, 21 pasaron a semáforo amarillo (riesgo medio) y siete continuarán en naranja (riesgo alto), que contempla desde el pasado 26 de octubre al 08 de noviembre.
Pero Fortín, Amatlán, Atoyac, Cuichapa, Paso del Macho y Huatusco continuarán en el mismo periodo en semáforo naranja donde en estos municipios habitan 450 mil 553 ciudadanos y Córdoba está considerada por la Secretaría de Salud de Veracruz (SS) como uno de los municipios con mayor transmisión del coronavirus, de hecho.