‘¿Nuestros hijos dónde están?’

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Integrantes del Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba increparon al secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, tras concluir un evento público en el municipio de Ixtaczoquitlán.

Luego de que el funcionario estatal, en su discurso durante el evento habló de que en Veracruz ya no se permiten los actos de impunidad, que se está alcanzando la justicia y se está abatiendo la corrupción, los familiares de los desaparecidos, quienes se preparaban para una marcha a un año de la desaparición de 7 comerciantes y 6 personas más que desaparecieron en el municipio de Ixtaczoquitlán, increparon a Cisneros Burgos, para decirle que estas desapariciones que siguen en la zona de Orizaba, contradicen su dicho.

Araceli Salcedo Jiménez, fundadora del colectivo, seguida por los familiares de las víctimas, le echaron en cara al funcionario estatal que el actual gobierno y la fiscalía no estén actuando para dar con el paradero de las víctimas de desaparición y mucho menos para castigar a los culpables.

Frente a frente, le dijo que lo mencionado no corresponde a la realidad que se vive en la entidad veracruzana, y que cada vez son más familias las que se quedan mutiladas por la desaparición de uno de sus miembros.

Salcedo Jiménez indicó que realmente no hay avances en las investigaciones de los desaparecidos, que la fiscalía no está dando resultados y que el gobierno del Estado no está asumiendo una responsabilidad en este tema.

Sin embargo, el equipo de seguridad de Eric Patrocinio Cisneros Burgos, que iban armados, crearon una valla humana para impedir que más familiares de desaparecidos se acercaran a hablar con él.

Aunque escuchó a la señora Araceli Salcedo por espacio de dos minutos, el funcionario estatal se defendió diciendo que sí hay resultados; pero los integrantes del colectivo señalaron que no los ven.

El secretario de Gobernación salió huyendo del lugar escoltado por más de diez elementos, entre ellos policías municipales y estatales, así como sus escoltas.

Una vez que se subió a su camioneta, para abrirle paso entre la multitud, estas personas empujaron a los manifestantes e incluso a periodistas. Además de que el chofer arrancó la camioneta e intentó manejarla entre la multitud sin percatarse que les estaba pegando con el vehículo.

El Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba realizó una marcha a un año de la desaparición de 13 personas en Ixtaczoquitlán, entre ellos siete comerciantes de Ciudad Mendoza, todos ellos desaparecidos luego de haber sido detenidos por la policía en Ixtaczoquitlán.

Las víctimas también se manifestaron para denunciar el incremento de casos de desaparición de personas que hay en la zona de Orizaba.

En entrevista, Araceli Salcedo Jiménez señaló que Ixtaczoquitlán y Orizaba son los municipios de la zona en donde más se registran desapariciones de personas.

Recalcó que las autoridades de la Fiscalía General del Estado siguen simulando que trabajan, pero realmente no están dando ningún tipo de resultados a las familias de las víctimas.

Tras la reciente reunión que sostuvo el colectivo con integrantes de la Fiscalía General del Estado en Orizaba, Salcedo Jiménez relato que fue una reunión improductiva porque no hubo ningún tipo de resultados ni de avances en las investigaciones.

A un año de la desaparición de los 7 comerciantes de Ciudad Mendoza en el municipio de Ixtaczoquitlán, las autoridades investigadoras iban a presentar una carpeta de resultados de las investigaciones que se supone están realizando. Sin embargo, en dicha reunión no se presentó nada.

Las familias de las víctimas no tuvieron ningún tipo de avances en sus casos, el colectivo tampoco recibió la confronta de ADN de los 18 cuerpos encontrados en las fosas clandestinas de los arenales y que siguen en calidad de desconocidos.

Por ello, ante el discurso de Eric Cisneros Burgos referente a que han bajado los índices de delincuencia y se les está atendiendo a las familias de las víctimas con resultados adecuados en sus investigaciones, Araceli Salcedo Jiménez le echó en cara que siguieran simulando y queriendo engañar a las familias de las víctimas.

La realidad que se vive día a día es que realmente no hay resultados en las investigaciones, según Eric Cisneros hay órdenes de aprehensión que deben ejecutarse, pero Salcedo insiste en que no hay resultados y que no hay avances, por eso se asienta la impunidad, y por eso se siguen dando casos de desaparición.

La marcha que realizaron los familiares de desaparecidos fue desde los arcos de Escamela hasta el Palacio Municipal, donde tendieron las lonas de sus seres queridos para visibilizar que estas personas forman parte de una sociedad y que merecen ser buscados.

Por la tarde colocaron velas en memoria de las víctimas de desaparición de la zona Córdoba-Orizaba, y en donde más de 400 familias, integradas al colectivo, los están buscando.

En un pronunciamiento, el colectivo señala que ya ha pasado un año de la desaparición en Ixtaczoquitlan de los 7 comerciantes de Ciudad Mendoza.

“Sólo se ha vuelto a demostrar que vivimos en un estado de impunidad, donde el crimen tiene más control de nuestra sociedad que el propio gobierno. Un año en donde las autoridades han vuelto a mostrar su indolencia y su falta de empatía con el pueblo, del cual solamente se sirven para sus propios intereses; a pesar de haberse proclamado diferentes, a pesar de haberse “colgado” de los desaparecidos para ganar credibilidad”.

Y agregan: “La incertidumbre que se vive por la ausencia de nuestros desaparecidos, ha carcomido nuestras vidas en cada nuevo día que amanece, pues sabemos que no podemos confiar en las autoridades para que nuestros familiares vuelvan a casa, ya que han sido cómplices en esta red de crimen en la que nos han hecho vivir.”.

Recordaron que estas desapariciones dieron por parte de un jefe policiaco que hoy está prófugo de la justicia.

“Hay dos exoficiales de policía imputados por este caso, pero la sentencia se ve tan lejos de llegar como el día de los hechos. Este retraso lacera directamente el camino de la búsqueda de nuestros compañeros porque, aunque no claudicamos en esta acción, tenemos que hacerla en medio de las incertidumbres y de la desprotección”, comenta.

Señala que nuevamente salieron a las calles para exigir justicia, para que las autoridades hagan su trabajo de buscar a los desaparecidos y darles resultados a las familias.