Conocía ASF anomalías en Centroamericanos

De la Redacción

Desde antes de que la Presidencia de la República denunciara un mal manejo de 800 millones de pesos de recursos federales destinados al Fideicomiso de los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC), en el año 2014 la Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló obras no justificadas por el gobierno veracruzano de Javier Duarte de Ochoa.
Un informe de la ASF revela la falta de transparencia en el recurso que se entregó, obras inconclusas, falta de documentación comprobatoria y una serie de graves irregularidades.
Y el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) informó que se detectaron pagos para obras que no existieron, sobreprecio en las labores de remodelación y construcción de infraestructura, licitaciones y adjudicaciones amañadas, trabajos realizados con materiales de pésima calidad, así como adeudos a proveedores y empleados.
Las observaciones corresponden a los años 2014 y 2015, y fue en 2016 cuando pidió la devolución de 721.9 millones de pesos que supuestamente se gastaron en la justa deportiva, pero que no fueron justificados por el Gobierno estatal. Local, Pág. 3