Ofrenda al amor

Es tal el gusto o la esperanza por el regreso de los seres queridos, que hay quien oye sus pasos cuando van llegando, perciben el olor de algún perfume o cualquier ruido característico que emitía el ser querido. Y es que en verdad, ¡qué difícil es decirle adiós a alguien cercano a nosotros!.

Primer nivel

En este escalón se coloca la imagen del santo del que se sea devoto.

Segundo nivel

Dedicado a las ánimas del purgatorio y sirve para que el difunto tenga permiso para salir de ese lugar.

Tercer nivel

Se coloca sal en este escalón para purificar el espíritu y para que no se corrompa el cuerpo.

Cuarto nivel

En este nivel va el Pan de Muerto, que simboliza la eucaristía.

Quinto nivel

En este escalón se coloca la comida y fruta favorita del difunto.

Sexto nivel

Aquí va la foto del difunto al que se le dedica el altar.

Séptimo nivel

Se coloca una cruz formada con semillas, frutas o cal. Sirve para el difunto expíe sus culpas.

Las flores. La que más se usa es el cempasúchil, característica por su olor y tono amarillo.

La sal. Esta es una forma de purificar el alma de los difuntos antes del regreso al más allá.

El agua. Se coloca para reponer sus fuerzas y estar listos para el regreso.

Copal e incienso. El humo los lleva de nuevo al descanso.

Cirios y veladoras. Son la luz que indica el camino.

La comida. Debe ir el mole, el arroz, el pollo, y los tamalitos.

Las bebidas. Alcohol a adultos y atoles a los niños.

El pan de muerto. La hojaldra, cuya curiosa forma representa la cabeza y los huesos del difunto.

El Chocolate. Chocolate caliente en olla de barro para la delicia de nuestros antecesores.

Los dulces. Palanquetas, Alegrías, cocadas, jamoncillos, tejocote en dulce y calabaza en tacha.

Papel picado. En mil colores  y con alegorías a la fecha del Día de Muertos.

El retrato. Sugiere el ánima que nos visitará, pero que sólo pueda verse con un espejo.

El mole. Es el platillo favorito que ponen en el altar muchas familias de todo el país.

El licor. Es para que recuerde los acontecimientos agradables durante su vida.

El arco. Se adorna con flor de cempasúchil y fruta; representa la entrada hacia el inframundo.

Calaveritas. De azúcar y colores, las calaveras chicas son dedicadas a la Santísima Trinidad, mientras que la grande es para el Padre Eterno.

Compañero eterno

El xoloitzcuintle es una raza de perro mexicano, suelen colocarse imágenes o estatuas de éste en las ofrendas, se tiene la creencia de que este es el perro de los muertos, el que acompaña al más allá a los difuntos, es el mismo que los cuida eternamente y los ayuda a traspasar este mundo con el suyo durante la temporada de los Fieles Difuntos.