Rinden tributo a ‘héroes con bata’

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Región.- El dolor por haber perdido un amigo, un compañero de trabajo que perdió la batalla ante la pandemia de covid-19 está presente aún entre el personal médico que por salvar la vida de la población a sido testigo de cómo sus colegas pierden la vida.

Este Día del Médico aquellas personas dedicadas a esta noble profesión merecen un tributo por su servicio, por la pasión y la entrega con la que enfrentaron la situación, al ayudar, cuidar y proteger a quienes sufrían con este virus, y que entregaron su vida por aliviar y salvar la de otros.

Yuriana Rojas Maldonado, enfermera en el Hospital Regional de Río Blanco falleció víctima de covid-19, amigos y colegas en dicho lugar, la despidieron entre lágrimas y aplausos el pasado 10 de agosto; a las estadísticas también se suman médicos como el doctor Raúl Verá, colegas los recuerdan como excelentes profesionistas.

“¿Cuántos más?, Perdimos un importante elemento, da coraje, impotencia, dolor; recordaremos siempre su amistad, su determinación para sacar el trabajo a pesar del estrés”.

“Lamentamos su perdida, siempre recordaré la gran persona que fue, siempre dispuestos a enseñar, siempre sacando el trabajo adelante, dando apoyo moral a los pacientes”.

“No sabemos porque pasan las cosas, pero si es importante que dejemos de ser una sociedad incrédula, no es justo perder a personas que su único deseo es apoyar y cuidar a los demás”.

“Cuesta entender porque pasan las cosas, cuesta trabajo superar la pérdida de los compañeros porque creas lazos, convives con ellos y estar en el mismo ambiente donde estuvieron no permite que su pérdida deje de doler”.

“Todos son guerreros, nuestro reconocimiento a todos los colegas que han perdido la batalla, gracias por su labor, por dar su vida en el frente”.

“Que su pérdida no sea en vano, que sea motivo para que la familia de médicos se mantenga unida dando todo por resistir, hacer frente y dar lo mejor de nosotros para que nuestros pasientes salgan adelante”.

Gracias todos los “héroes con bata”, a todos los médicos que perdieron la batalla contra el covid-19, y a aquellos médicos, enfermeras y personal hospitalario que aún se encuentra laborando, ayudando y aliviando el sufrimiento de los pacientes con este virus que ha dejado tanto dolor alrededor del mundo.