Penden de un hilo

Gabriel Quintana
El Mundo de Córdoba

Las Águilas de Mexicali fueron barridas durante la primera serie por los Yaquis de Obregón lo que encendió las alarmas tanto en la afición como en la directiva del conjunto emplumado y la situación aún empeoró más una vez que los dirigidos por Pedro Meré también cayeron en los dos primeros compromisos ante los Sultanes de Monterrey con lo que se pusieron con siete derrotas en fila.
A diferencia de ediciones anteriores, en la presente campaña las expectativas para las Águilas de Mexicali eran altas, de hecho se contemplaba que pelearán por la cuarta o tercera posición del standing, sin embargo el pitcheo se ha tambaleado y la ofensiva ha estado errática al momento de consumir los turnos en el plato.
Las Águilas completarán su serie hasta el domingo ante los regiomontanos, pero a partir del martes se topará ante los Charros de Jalisco, una de las novenas que mejor se armaron para esta campaña 2020, pero que hasta el momento ha lucido con mucha irregularidad. De tal forma que las Águilas intentarán evitar la barrida ante los Sultanes y luego aventurarse a ganar su primera serie frente a Jalisco.
Tomando en cuenta que el sistema de puntuación de la Liga del Pacífico le permite a los equipos que tuvieron una mala primera vuelta, tomar revancha en la segunda etapa; probablemente le de mayor margen de error a Pedro Meré, sin embargo el primer paso será conseguir un triunfo el cual hasta el momento no ha llegado.
Además del veracruzano Pedro Meré, también se encuentra en este equipo como parte del cuerpo de entrenadores, dos viejos conocidos por la afición cordobesa, el manager Eddie Castro (que fuera tripulante de los Rojos del Águila) y José Manuel “La Perica” Hernández quien comandó en varias ocasiones el selectivo de la Liga 30 Caballeros que a la postre participó en la Olimpiada Nacional.

LÍDERES
A diferencia de las Águilas de Mexicali, el conjunto de los Yaquis de Ciudad Obregón marchan como los punteros de la competencia, con siete triunfos.