Comparten médicos salud y humanidad

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

En el marco del Día del Médico, los profesionales de la salud afrontan un reto importante: la pandemia por Covid-19 no solo porque se enfrentan a una nueva enfermedad, sino porque en su labor han enfermado y algunos muerto en la batalla.
Hasta inicios de septiembre, México era uno de los países que tenia más registros de muertes de trabajadores de salud por el virus, pues en el país habían fallecido mil 320, cifra que superaba a Estados Unidos o Brasil, donde hay más casos confirmados de Covid-19.
Y en la región no ha sido la excepción, sobre todo médicos del Hospital General de Córdoba (Yanga) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de la Jurisdicción Sanitaria, han sido víctimas de la enfermedad.
En su día, el director de la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, Alejandro Pimentel Domínguez, felicitó a todos los médicos, a los alumnos que están en proceso de formación, y dedicó el día a quienes han muerto en estos últimos meses.
El médico, aceptó que es una celebración distinta a la de otros años, pues nadie ha vuelto a la normalidad, por eso también pidió la colaboración de la población para poder contribuir a no contagiarse, a seguir las recomendaciones médicas en esta pandemia.

“No es la bata, es el corazón”
También aprovechó para reconocer a los profesionales que han sido pieza clave en estos siete meses, pues lo que hace al médico no es la bata sino el buen corazón.
“No es la bata la que nos hace ser médicos, ni el estetoscopio que nos colgamos al cuello, ni siquiera el recetario que nos permite poder decidir lo mejor en qué le podemos recomendar al paciente. Lo que hace al médico es ese corazón, ese sentido humano de poner al servicio de los demás lo que hemos logrado adquirir, fruto no solo de nuestro esfuerzo, sino del acompañamiento de académicos, de tutores, de enfermeras, de los campos clínicos, de los libros, y sobre todo, de los pacientes… coronavirus no ha sido la excepción, y día a día, segundo a segundo esta esquiva enfermedad traicionera de lo que representa el reto para la medicina, y en ello los médicos han estado exponiendo su salud y su vida con el convencimiento de que es un acto humano”, refiere.
Es por eso, dice, se requiere la reciprocidad del paciente que cumple con las indicaciones y en la enfermedad uso de cubreboca, del lavado de manos, pues los recursos no son suficientes para el médico
“Los recursos para cuidar al personal de salud son insuficientes, tenemos médicos, enfermeras y camilleros que están enfermando y muchos están muriendo, a ellos debemos dedicarles este día y el compromiso debe ser mucho, que cada uno ponga su granito de arena para proveer los recursos necesarios para cuidarnos de no contagiarse, a proveer al personal de salud”.
El Ayuntamiento de Córdoba, a manera de reconocimiento, colocó anoche un mensaje en el video mapping que da al palacio municipal: ¡Gracias Doctores!