Causan revuelo ‘dichos’ del Papa

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Las declaraciones del Papa Francisco sobre las personas homosexuales y la creación de leyes que los protejan, causó polémica en varios países. Mientras los religiosos argumentan que se malinterpretaron las palabras del pontífice, líderes de colectivos de la comunidad LGBT señalan que ya era hora que se les hiciera un reconocimiento como personas con preferencias sexuales diferentes y se dejara a un lado el odio.

En tanto, Carolina Déctor, fundadora del Colectivo Igualdad en Orizaba, comentó que cada quien le toma sentido, como bien le parezca, a las palabras del Papa Francisco.

“Los antiderechos van a estar acomodando la versión a como mejor les convenga, pero finalmente el Papa ya nos hizo mención, no nos mencionó como una aberración como muchos lo han dicho, Y puede que sea un pequeño gran paso en ese aspecto porque finalmente nosotros no pretendemos aceptación o el matrimonio religioso, finalmente es un gran paso para que de esa manera se deje de fomentar tanto el odio”, comentó.

Indicó que este tipo de mensajes como el que dio el Papa Francisco deben de ser continuos para que no se fomente el odio hacia la comunidad LGBT.

Por su parte, Gabriel Miranda, fiel católico y ex líder de la pastoral familiar de la Diócesis de Orizaba, enfatizó en que las palabras del Papa Francisco fueron sacadas de contexto y malinterpretadas, pues nunca dijo avalar los matrimonios igualitarios.

Reiteró que sus palabras fueron descontextualizadas y lamentó que haya una mala interpretación de la entrevista que dio el Papa Francisco.

Aclaró que las palabras del Papa Francisco van dirigidas a la persona como individuo y que tiene el derecho de vivir en una familia, pues todavía hay familias que al descubrir que uno de sus integrantes tienen preferencias hacia gente de su mismo sexo, lo excluyen de la familia.

“Nunca habló de la unión de dos personas del mismo sexo, nunca se refirió a eso. Nunca dice que él apoye el matrimonio igualitario. El Papa habla de que las personas que tienen esas tendencias tienen que vivir en familia y la familia lo tiene que aceptar, porque al final, como él mismo lo dice, todos somos hijos de Dios; pero nunca habla del matrimonio igualitario”, comentó.

El Papa Francisco habla de que debe de haber una ley que proteja a las personas con preferencias sexuales diferentes, para que la familia no lo rechacen y lo discrimine, y lo respeté como un ser humano.

Pero reiteró que en ningún momento habla el Papa Francisco de avalar los matrimonios igualitarios. Insiste a que una persona con preferencias sexuales diferentes no se les debe de rechazar dentro del seno de su familia.

En tanto, Hugo Badillo, de la fundación Todos Somos Positivos, comentó que el Papa Francisco, con esa sabiduría y liderazgo que tiene, exprese que todos somos hijos de Dios, y que todos necesitamos y merecemos estar dentro de una familia.

“La familia representa seguridad y valores, las armas que te den para poder enfrentar al mundo y para poder ser una persona, para poder tener un buen desempeño social, laboral, espiritual y cívico es parte de lo que nosotros también estamos buscando”, comentó.

Como el mismo Papa Francisco lo dijo de que nadie se debe de sentir miserable por tener preferencias sexuales diferentes, y que se deben crear uniones civiles para poder asegurar o afianzar una seguridad sociocultural.

“Nosotros siempre hemos sido muy claros: no estamos peleando un matrimonio religioso, respetamos cada una de las creencias que pueda haber o los cultos religiosos que puedan. Nosotros lo que estamos solicitando es una unión civil para que tengamos la posibilidad de hacer algunos trámites burocráticos, administrativos, judiciales y sanitarios; eso es lo que estamos buscando”, comentó.

El Papa Francisco es uno de los líderes que ha venido a revolucionar muchas ideologías de antaño dentro de la religión católica, es vanguardista y es una persona que se da cuenta de la realidad que hay en la sociedad.

Es una persona que sabe que no se puede a seguir estigmatizando las acciones en los comportamientos humanos, “es muy sabio y le agradecemos su mesura y la coherencia que tiene para con los demás”, comentó.

Por su parte, Luis Arturo Solís, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, coincidió en que las palabras del Papa Francisco fueron malinterpretadas y sacadas de contexto.

El Papa se refiere a las personas homosexuales como personas que merecen ser amadas y deben de ser acogidas en una familia, estar en una familia porque son hijos de Dios.

Señaló que lo dicho por el Papa se refiere también a que las familias no pueden despreciar o discriminar a sus integrantes cuando tienen preferencias sexuales diferentes.

“Las declaraciones las hace en el contexto de la dignidad humana que todos tienen. El ser homosexual no le quita la dignidad humana”, comentó.

Hasta el día de hoy hay familias que rechazan a sus integrantes cuando descubren que tienen preferencias sexuales diferentes, por eso en sus palabras el Papa Francisco habla de ese derecho que tienen estas personas de pertenecer a una familia.

Pero asegura, Luis Arturo Solís, que en ningún momento el papa hace referencia a que haya matrimonios igualitarios.