Desaparecen 8 en una semana

Abel Valdez

Alejandro Villanueva

El Mundo de Orizaba

Ocho personas, entre ellas un niño de 10 años y tres integrantes de una familia han sido reportados como desaparecidos en al menos una semana. La Comisión Estatal de Búsqueda emitió las fichas; al cierre de esta edición no habían sido localizados.

Seis de las desapariciones se efectuaron en el municipio de Ixtaczoquitlán, otro en Maltrata y ayer uno más en Orizaba; dos de ellos son menores de edad.

El primer reporte ocurrió el día 13 de octubre, cuando Hugo Ramos Ortega, de 16 años, no llegó a su vivienda, ubicada en la cabecera municipal de Ixtaczoquitán, lugar donde también desapareció.

El mismo día, pero en la colonia Potrerillo, desapareció Mario Alejandro Palafox Cid, de 45 años, quien se dirigía a su domicilio. Los familiares denunciaron lo ocurrido y agregaron que Mario lleva tatuajes en el brazo izquierdo y en el tórax.

Tan solo cuatro días después, también en Ixtaczoquitlán, desaparecieron cuatro personas: María del Carmen Pamela Chowell de la Cerda, de 33 años, Axavil Osorio García, de 32, (pareja de María), Blanca de la Cerda Gallardo, de 63 (madre de María) y Sebastián “N”, de 10 años, (ahijado de María).

En la declaración otorgada a las autoridades, se conoció que María tiene tatuajes en la mano y pierna derecha, además de otro a la altura de la nuca, mientras que Axavil tiene en ambos brazos, pierna izquierda y en el tórax.

Ese mismo día, pero en Maltrata, desapareció Jusif Adamaris Lázaro Garcés, de 16 años, quien fue vista por última vez alrededor de las 20:00 horas, sin embargo, ya no regresó a su casa, por lo que sus padres denunciaron ante las autoridades ministeriales.

Por último, alrededor de las 17:00 horas de ayer, fue reportada mediante las redes sociales la desaparición, en Orizaba, de la joven Nancy González Hernández, de 19 años de edad. Por la noche la Comisión Estatal de Búsqueda emitió la ficha para su localización.

Al cierre de esta edición las ocho personas continuaban en calidad de desaparecidas y las autoridades ministeriales no habían confirmado que se tratara del delito de secuestro en las investigaciones.

La Comisión Estatal de Búsqueda proporcionó números telefónicos y un correo electrónico para quienes tengan alguna información sobre las víctimas para ayudarlas a volver a casa.