Cierra Río Blanco 4 días el panteón

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Región.- Del 31 de octubre al 3 de noviembre, el cementerio Salvador  González García, de Río Blanco, y el 1 y 2 de noviembre el panteón Benito Juárez, en Nogales, cerrará sus puertas para evitar aglomeraciones y por ende algún contagio comunitario de covid-19.
Cada año, familiares de los difuntos arriban a dejar flores como parte de las celebraciones de Día de Muertos, toda vez que tradicionalmente se tiene la creencia de raíces prehispánicas, que las almas de los fallecidos llegan estas fechas y se unen a esta celebración para abrazar a sus seres queridos y disfrutar de la comida de las ofrendas y decoran las tumbas.
Los únicos que durante los días que permanecerá cerrado el cementerio y que podrán acceder, serán los familiares que acompañen algún sepelio.

Reducirán horarios
durante esta semana
El regidor tercero del ayuntamiento de Río Blanco, Arturo Fernández Aranda, afirmó que el cementerio trabaja manteniendo las medidas sanitarias correspondientes.
Afirmó que como ayuntamiento se ha emitido un comunicado “Continuando con las medidas preventivas de distanciamiento social y en cumplimiento con las disposiciones dadas por el sector salud, el panteón municipal permanecerá cerrado del 31 de octubre al 3 de noviembre. Esto con el motivo de mitigar el contagio de covid-19”.
Y añadió que durante esta semana previa a la festividad, el horario para ir a limpiar los sepulcros será de 8:30 a 15:30 horas. La reducción de horario es para mantener un control y evitar aglomeraciones.

Nogales cerrará
sólo dos días
Por su parte, el regidor tercero Blas Palestino Vilchis, informó que tras sostener diálogo con los ediles y el alcalde Guillermo Mejía Peralta, se determinó que los días 1 y 2 de noviembre permanezca cerrado el panteón municipal Benito Juárez.
Reconocío que desde el inicio la pandemia se lleva acabo un protocolo de sanitización a la entrada y el horario es el normal de 7:00 a 18:00 horas.

Población vulnerable
no podrá entrar
Será durante esta semana, previa al festejos tradicional de Día de Muertos o Todos Santos que se permitirá el acceso a los panteones de una forma controlada.
Ambos ediles municipales coincidieron que es una medida que se determinó para evitar aglomeraciones al interior del cementerio, toda vez, que en estas fechas, son miles de personas las que año con año arriban a visitar tumbas.
Como máximo durante esta semana se estará permitiendo la entrada sólo a dos personas por familia, obligatoriamente deberán utilizar cubrebocas y no deberán permanecer mucho tiempo dentro.
No se estará permitiendo el ingreso a personas consideradas como un sector vulnerable, como son embarazadas, niños y personas adultas mayores, sobre todo estas últimas que acuden a limpiar tumbas.