Piden no usar dióxido

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

Mientras muchos exponen las bondades de este producto para pacientes de covid-19, para otros el dióxido de cloro es sumamente tóxico porque irrita las mucosas de la boca, el esófago, el estómago y aparte puede causar daño hepático, daño renal.
Al menos, así lo advirtieron regidores de Salud, quienes consideraron que “los famosos” que lo promueven, están cayendo en un acto irresponsable en medio de la pandemia del covid-19.
Precisamente en el listado de medicinas y sustancias que tienen potencial de ocasionar daño, efectos adversos y no se deben de administrar para combatir la enfermedad figuran las nanomoléculas de cítricos, dióxido de cloro, arbidol, oseltamivir, nitazoxanida y colchicina, entre otros.
La regidora cuarta, Cecilia Serrano Soval, lamentó que en el mundo del espectáculo algunos artistas se estén sumando para sugerir como una alternativa de tratamiento contra coronavirus, el consumo del dióxido de cloro, el cual ella no recomienda.
“El asunto de la ingesta de dióxido de cloro no es recomendable. Es una pena que en este país carente de educación médica entre sus pobladores sigan creyendo lo que anuncian como merolicos los personajes de la farándula”, enfatizó.
Subrayó que se trata de una de las sustancias que se encuentra en la lista de la revistas de toxicología donde refieren que la concentración compatible con la salud humana es de punto ocho miligramos por litro y los envases comerciales que anuncian vienen al 28% y al 4% de concentración de dicha sustancia.
“Yo no recomiendo el consumo porque esta sustancia se usa como blanqueador en fábricas de papel y tratamientos para el agua potable. También se usa para descontaminar edificios públicos matar bacterias y otros gérmenes. Desde el 2010 la agencia española de medicamentos y productos sanitarios así como la FDA emitieron alerta sobre la toxicidad del dióxido de cloro por vía oral”, dijo.
El regidor séptimo, Félix Emilio Sacre Luna, aseveró: “Todo lo que en este momento aparece de supuesta medicina, no es curativa. Que puede ayudar, es diferente porque cada cuerpo y persona es distinto pero igual les puede causar daño”.
El edil recordó que es de suma importancia evitar automedicarse, sobre todo si se tiene sospecha de tener el virus. “El dióxido de cloro se utiliza más para desinfectar superficies, potabilizar el agua pero está estrictamente regulado su uso, si se utiliza inadecuadamente, sus agentes oxidantes generarán estrés oxidativo que es una condición del organismo cuando pierde el equilibrio y predominan moléculas oxidantes que genera daño miocárdico, renal y otros”.

LA FRASE:
“Yo no recomiendo ni promuevo tales productos que no tienen comprobada calidad científica. Muchos de los que se dicen científicos solamente están lucrando con una población desesperada y vulnerable que busca la cura mágica”.
Cecilia Serrano Soval
Regidora cuarta