‘Es acertado regular publicidad electoral’

El padre Helkyn Enríquez manifestó que la decisión de regular la propaganda electoral es correcta, por la contaminación visual y la desproporción o desventaja de partidos

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Después de que fuera aprobada la prohibición de la publicidad política en la ciudad, el vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, señaló que si bien es cierto que la libertad y publicidad política es un derecho, también como derecho conlleva obligaciones.

Además de que esto esta regulado por el Instituto Nacional Electoral (INE), así como también por los reglamentos específicos de cada municipio; asimismo, recordó que en la Constitución Política Local, los Ayuntamientos del Estado de Veracruz son municipios libres y soberanos.

Que además se someten según la comuna, algunos asuntos a la decisión de las autoridades que han sido elegidas para este fin, por lo cual no consideran que sea incorrecto la regulación de la propaganda electoral por la contaminación visual que se realiza y por la desproporción o desventaja en la que se podría poner a otros partidos.

“Las contiendas y los periodos de promoción están bien estipulados y creemos que se deben respetar, pues para eso son las leyes que regulan estas actividades”, aseguro el Vocero de la Diócesis de Orizaba.

Sobre el robo de medicamentos oncológicos y que posteriormente fueron encontrados, el vocero de la Diócesis, admitió que es una situación grave, puesto que no solo se daña el patrimonio económico de las instituciones, sino que repercute en la salud, sobre todo de personas con una enfermedad grave como es el cáncer.

“Aparte ante la temporada de la influenza, por supuesto que también esto genera desconfianza y desconcierto, creo que esas son de las acciones en donde se debería impulsar la búsqueda de la lucha contra la corrupción”, afirmo.

Esto para evitar no solamente declarar el delito que se está estableciendo, sino que se de un seguimiento para que se apliquen las sanciones correspondientes a las personas que cometen estos ilícitos.