Renuncia Durón

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

El Alcalde Igor Rojí informó que el director de Servicios Municipales, Arturo Rodríguez Durón, presentó su renuncia el día miércoles, ya que la situación de la investigación hacia su persona, le estaba causando un daño moral.

Además de esto, Rojí confirmó que no hay un desvío de recursos, ni ningún problema donde el dinero del Ayuntamiento parara en otra situación.

Puntualizó que lo que hizo Durón fue el error en la contratación de una obra, pues una de estas no tiene debidamente la fianza de vicios ocultos, además de no tener algunas otras situaciones, mismas que el contralor ha analizado y detectado.

En el escrito de la renuncia que presentó Durón, se lee: “Por este conducto me es grato saludarle y a la vez presento mi renuncia por así convenir a mis intereses, ya que esta situación de investigación hacia mi persona me está causando un daño moral, yo soy una persona honesta por lo que estoy disponible para cualquier aclaración con la que sea requerido por este Ayuntamiento”.

El Alcalde explicó que es una una decisión de él y que la acepta, en este momento deja encargado a su colaborador, sin embargo, detalló que todavía tienen que hacer un proceso de entrega recepción en el departamento.

Al momento de que Durón presenta su renuncia, ellos tienen que checar todo lo que deja, sin embargo, el Alcalde reconoce el trabajo del Director de Servicios Municipales durante todos los años que laboró en el Ayuntamiento de Orizaba.

“Creo que es una persona que ha dejado la camiseta por nuestra ciudad, de hecho varios de los premios que tenemos en Orizaba, incluso internacionales como la escoba de plata son de departamentos que el dirige”, argumentó.

Expuso que el hecho de que la planta ECORI se acabe de instalar es un proyecto que Durón también dirigió, así como los departamentos que son tan laureados en la ciudad como Limpia Pública, Alumbrado, Parques y Jardines y hasta Agua potable dependía totalmente de él.

Por último, dijo que los departamentos dependían de Durón, de una manera muy responsable y ordenada, sin embargo, un error cuesta, contrató mal una obra, y aunque no hay desvíos de recursos, ni daños patrimoniales al ayuntamiento, ni mucho menos, es una decisión de él renunciar.