Entre flores y sonrisa

Laura Arely A.

El Mundo de Orizaba

La querida Tere Aguilar de Herrera celebró un año más de vida con un hermoso festejo. Motivada por su familia y en especial sus amigas quienes la convencieron de organizar una grata mañana en uno de los mejores restaurantes de la ciudad en la que estuvieron presentes personas que la quieren y a las que ella ama.

Fueron sus amigas que la acompañan siempre y con quienes tienen una relación de amistad de muchos años y a quienes aprecia con el corazón quienes estuvieron presente en este festejo.

Los momentos más emotivos de la mañana fueron la llegada de todas sus invitadas con quienes compartió un delicioso desayuno, así como el trío que la acompañó con las melodías de su gusto.

La festejada sopló la velita de su pastel, pidió su deseo para este nuevo año con mucho amor y sobre tos salud para todos sus seres queridos, estuvo de lo

más consentida por tanto cariño, donde más tarde celebraría con su hija Ana Tere Herrea y sus queridas nietas Astrid y Arantza así como su esposo Ignacio Herrera que la apapacharon en un día tan especial.

Dijo sentirse, bendecida y agradecida por tener todo lo que Dios le ha brindado, una maravillosa familia, amigos que la quieren y sobre todo la dicha de ser una maravillosa mujer feliz y plena.

¡Felicidades!