Cobra primaria $50 por libros de texto

Padres inconformes señalan a la subdirectora de cobrar dicha cantidad por el acarreo
de libros; exigen rendición de cuentas “son 280 alumnos, es decir juntaron 14 mil pesos”

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- Padres de familia de la Escuela Primaria Cuauhtémoc de Nogales, se muestran inconformes por que les cobraron 50 pesos por alumno para el traslado de los libros de texto, cuando la cuota cada año es de 10 pesos, y desconocen que sucedió con el resto del dinero.
Padres de familia cuyos hijos estudian en la escuela primaria Cuauhtémoc, acusaron que este año, la dirección de la escuela cobro 50 pesos, “fue la subdirectora la que cobró, y no se vale por que la cooperación que dieron por el acarreo fue de 10 pesos”.
Los padres inconformes, que no quisieron revelar sus nombres por temor a represalias, refirieron que son aproximadamente 280 alumnos los que cada ciclo escolar aproximadamente se inscriben, por la cantidad de 50 pesos que les solicitaron da un total de 14 mil pesos.
Por lo que destacan, que si a la persona que realizó el acarreo solo le entregaron lo correspondiente de 10 pesos por niño que corresponde a 2 mil 800 pesos, se cuestionan donde quedó el resto del recurso.
Además de que aunaron, que cada año, son los padres de familia los que se encargan de colectar las cooperaciones y no los maestros, por que en esta ocasión fue diferente.
Señalaron que si bien para muchas padres 50 pesos podría no representar una cantidad exagerada, si para otras familias que van al día, y que tienen otros hijos estudiando.
“Los libros de texto son gratuitos, y sabemos que hay que darle algo a la persona que va por ellos y los acarrea, pero es una exageración que pidan más de lo que le dieron a la persona que fue por ellos, nos quieren engañar o de que se trata”, afirmó una madre de familia molesta.
Por lo que exhortan a las autoridades educativas correspondientes que verifiquen el actuar de los docentes involucrados, toda vez, que califican injusto cobrar más de lo que corresponde, y sobre todo por que la mayoría de menores de edad son de familias de escasos recursos.
Lamentan que en plena pandemia, en la que las familias sufren por tener escasos recursos, tienen que cubrir cuotas extras, que si bien, la entrega de libros es gratuita, no se les deben condicionar a pagar más de la cantidad económica requerida.