De la libertad de vientres a hombres que ‘abortan’

De la Redacción

El Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro se celebra cada 28 de septiembre desde el año 1990, convocatoria que nació en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe que tuvo lugar en Argentina y que luego se extendió por todo el mundo.
La propuesta fue hecha por la delegación brasileña en 1888, cuando en Brasil se declaró la libertad de vientres, asegurando la libertad a todos los hijos e hijas nacidos de mujeres esclavas.
La campaña del 28 de Septiembre, Día de Acción Global para el Acceso al Aborto Legal y Seguro inició como una campaña regional por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe desde hace más de 20 años, pero desde 2011 se convirtió en un movimiento global como parte de los esfuerzos de activistas de Derechos Sexuales y Reproductivos.
En la “Declaración de San Bernardo”, como es conocido el acuerdo de Argentina, las 200 participantes aprobaron que se declarara esta jornada de lucha por el aborto legal, considerando que miles de mujeres mueren diariamente en América Latina y el Caribe a causa de abortos inseguros.
-Se señalaron diversos argumentos, entre ellos que servicios de salud adoptan actitudes frente al aborto que lo mantienen en laclandestinidad, negando la asistencia y llegando a la tortura; que la maternidad involuntaria es una forma de esclavitud de las mujeres; que sectores de poder tienen actitudes hipócritas al negar, reprimir y castigar a las mujeres víctimas del sistema que ellos mantienen; que no hay acceso a la educación sexual ni a métodos anticonceptivos seguros para todas, así como tampoco hay apoyo a la maternidad, pero sí se les culpabiliza ante la ley.
-Las mujeres establecieron que la libertad de decisión sobre el cuerpo propio es un derecho humano esencial.
La organización mexicana Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) señala que penalizar el aborto obliga a todas las mujeres a ser madres, mientras que despenalizarlo no obliga a ninguna a abortar.
También se cuestiona que para que una mujer se embarace debe haber un hombre

Los hombres
que ‘abortan’
El Colectivo Comando Violeta Cuenca, de España, pone el “foco” en los hombres que “abortan” un tema cero debativo:
“Queremos poner el foco en sitios hasta ahora poco debatidos, como las ayudas sociales que tiene una madre adolescente cuyo compañero de sexo nunca se hizo cargo de las consecuencias, las ayudas sociales de una madre sola que deseó ser madre sola desde el primer momento pero que lucha cada día por conseguir recursos y realizar tareas típicamente compartidas por dos personas.
”También queremos poner el foco en los hombres, en los que se hacen cargo de su semen y se preocupan a posteriori por la salud y un posible embarazo de quien fue su compañera de sexo. Y criticamos profundamente a aquellos que no volvieron a preguntar si hubieron o no hubieron implicaciones para ella, más allá del sexo compartido. Creemos en la igualdad, dentro de lo biológico, en la equidad. El cuestionamiento sobre el aborto nunca pone en la balanza el comportamiento de los hombres que no cuidan a posteriori sus relaciones sexuales con mujeres, cerciorándose de si esa relación sexual dio lugar a un embarazo y haciéndose cargo de cuidar a una persona que vive en su cuerpo las consecuencias de lo que ambos hicieron y a la posible criatura. También consideramos “hombres que abortan” a todos aquellos que no se hacen cargo de sus criaturas o no lo suficiente como para que la criatura sobreviva.
Frente a la figura de la malamadre queremos resaltar la figura del malpadre si este se desentiende del mismo modo que una “malamadre”. Similarmente, queremos que junto al aborto de una mujer, se empiece a pensar alrededor del “aborto de un hombre” no de manera literal sino por comparación con el hombre que no se hace cargo en absoluto o incluso del hombre que ni siquiera se preocupó de saber si con su semen hubo un embarazo. Creemos que no son mayoría pero queremos poner el foco en que existen y no se pone sobre ellos la crítica que se pone en un aborto o en un embarazo no buscado en una mujer. Mientras este debate no esté sobre la mesa, el aborto nunca será abordado de manera integral y justa“, indican.