El museo obrero de Orizaba

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Jesús Víctor García Reyes*

La historia de Orizaba no es solo religiosa o turística. Ha sido una historia llena de lucha obrera. Las ideas socialistas llegadas de Europa fueron eje del pensamiento obrero de la región. La lucha por mejores salarios, vivienda, prestaciones laborales ha sido una constante del movimiento trabajador de Orizaba.

Los sindicatos “charros” (que negocian con los patrones a costillas del trabajador), agremiados tradicionalmente, en la CROC, CROM, CTM, FROC, y otras sucursales, NO son línea directa de la antigua lucha que los obreros hicieron contra sus patrones y el propio gobierno capitalista mexicano. Los gobiernos del PRIAN persiguieron al movimiento obrero independiente.

Grandes líderes los hubo en Orizaba (Hernán Laborde y Proal entre ellos), que dieron sustento a la lucha obrera contra los capitalistas (nacionales y extranjeros), dueños de maquinarias, equipos, fábricas y capital  que explotaron a los artesanos y obreros de la región. Venustiano Carranza fue un bestial perseguidor de la lucha obrera independiente en México.

Carranza armó los “batallones rojos” (soldados disfrazados de civiles), para asesinar a los obreros en el país.  Aún con todo ello, las obras de beneficio comunitario para la municipalidad, producidas por la lucha obrera, están a la vista en Orizaba. El IMSS, las escuelas primarias y secundarias, las de artes y oficios, el propio Tecnológico cuyos antecedentes vienen de la escuela Textil de Río Blanco, escuela diurna y nocturna para obreros.

Fue el sindicalismo “oficial” (el del gobierno), el que se usó para bloquear al movimiento obrero independiente  de pensamiento comunitario (comunista, es decir de beneficio para todos). El sindicalismo que hoy conocemos es pura “faramalla”. Nuestros abuelos, padres y tíos nos narraron, con detalles la historia de la clase obrera de Orizaba. Por ello mismo es necesario promover el establecimiento del museo obrero de Orizaba. Un museo interactivo, no burocratizado por las autoridades municipales, que nos quieren vender, solo la parte “burguesa” de la historia  de la ciudad. No solo de arcángeles y serafines vive la mujer y el hombre, también de la historia obrera. Los obreros han producido la riqueza material para construir la ciudad.

El Museo Obrero de Orizaba (MOO), puede estar constituido por salas. Una de ellas, a manera introductoria, para  el movimiento mundial obrero del siglo XIX  y la otra, para los movimientos obreros en el siglo XX/XXI (incluyendo la Revolución Rusa, el sindicalismo marxista en Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, España, Chile, Argentina, Brasil y México). Puede contar con una biblioteca especializada en la temática y un auditorio para eventos. También un área para talleres de estudio del movimiento obrero regional, donde se puedan agrupar los espacios para el estudio riguroso de la lucha obrera en Mendoza, Río Blanco y Orizaba. Hay que empezar a buscar una casona amplia, reacondicionarla con recursos municipales. La ciudad lo reclama, es nuestra historia, son nuestras raíces, es nuestra identidad regional. Un “Pueblo Mágico” sin historia real es una falsedad, un embuste. Hay que ponernos a trabajar en este gran proyecto que enaltece la “Lucha de Clases”.

Hay que dar la batalla política en este nivel teórico ideológico de la historia. La burguesía  todo lo hace con doble intención. Busca manipular con obras de “relumbrón”, no nos dejemos engañar. Por un lado comercializar la ciudad al mejor postor capitalista (los turistas) y, por otro intentar vendernos una historia “prefabricada” a modo de encajar a sus gustos y negocios. La verdad sea dicha en todo su esplendor, atentos lectores de Diario El Mundo que semana a semana leen.

Los trabajadores empujaremos este proyecto educativo y social en tanto es parte de nuestra condición de clase. Las nuevas generaciones tienen derecho a conocer la verdad de las represiones, que hasta hoy se dan en el municipio. Hay que explicar las represiones brutales que el dictador y asesino de obreros, campesinos e indígenas Porfirio Díaz, hizo durante los 34 años que usurpó el poder nacional. Explicar la lucha para derrocarlo con la revolución de 1910 y correrlo a patadas a Europa, en medio de gritos y rechiflas del pueblo mexicano. Recordar que al grito de “Muera el Mal Gobierno” se levantaron en armas Villa y Zapata.

Los hermanos Flores Magón y su periódico “Regeneración”, orientaron la lucha obrera contra el dictador. José Guadalupe Posadas (Zacatecano), ayudo al movimiento revolucionario con sus caricaturas políticas, donde ridiculizaba al dictador con cara de mono. Esta es nuestra historia nacional, la historia de los de “Abajo” (Mariano Azuela; 1985), y no de los burgueses. Hay que proponer establecer cooperativas municipales de producción, que den empleo permanente a los vecinos. La izquierda en el municipio debe atender la parte de la economía urbana. La gente está desempleada, con hambre, sin casa propia, con enfermos. Hay que sacudirse el “oportunismo y el arribismo”, que sólo hace pensar en el hueso electoral. Evitar que eso siga pasando en la ciudad.

El Presidente de México ha hecho llamados a la congruencia política y dejar de lado a los “buscadores de chambas”. Muchos vicios de la política burguesa aún se cultivan en la región. Casos conocemos muchos. Esto se puede superar con estudio político y trabajo entre vecinos. El trabajo comunitario enaltece la política. El museo obrero de Orizaba puede contribuir a ello. El estudio ordenado de temas de la lucha obrera y comunista, es necesaria en la formación de militantes de izquierda. La instalación del museo puede incluirse en el programa de gobierno municipal  para el periodo 2021-2024…

Gracias a los lectores de la colonia Benito Juárez de Orizaba, por su correo donde me piden tratar temas relacionados con los feminicidios, la brutalidad policial y el racismo. Con gusto lo haremos más adelante…

Vecinos de la colonia Modelo de Río Blanco nos escriben  que: “el municipio necesita la municipalización del agua y tránsito, exigencia que hacen a la autoridad municipal, que en este momento tiene dinero por la recaudación de impuestos y los fondos federales”, escriben que: “este fue compromiso de campaña del actual munícipe y NO ha cumplido”. Servidos vecinos de Río Blanco. Agradezco sus atentos correos. Saludos lectores.

*Politólogo (UNAM). Sociólogo (BUAP). Administrador Público (INAP). Catedrático. Investigador Universitario.  [email protected]